jueves, 18 de agosto de 2016

34 años después

Un soldado de Malvinas le contestó su carta 34 años después: "Me llenó de fuerza para seguir adelante"





























Graciela Vassarotto envió una carta cuando estaba en el secundario y el ex combatiente Ernesto Ismael Urbina le respondió esta semana
Martes 16 de agosto de 2016 • 19:30

En 1982, Graciela Vassarotto cursaba el secundario en Huinca Renanco. En plena guerra de Malvinas, y como le gustaba escribir, Graciela enviaba cartas a soldados argentinos que combatían en las islas. "Recibí cientos de respuestas", dijo Graciela en Facebook. La última la recibió esta semana.

"No puedo dejar de llorar...es emoción...es dolor...es felicidad...", dijo Graciela, y contó: "Por aquellos días tenía la fantasía de creer que una palabra puede ayudar...acompañar, no borrar el dolor, pero sí hacerlo mas liviano. Hace un rato estaba en la peluquería y me llega una notificación de un correo en el Face de una persona que no es un contacto...Comienzo a leer el correo y un nudo en la garganta parecía impedirme respirar. Me encontré llorando de una emoción que hacia mucho tiempo no sentía".
El mensaje de Facebook era del ex combatiente Ernesto Ismael Urbina. "Quiero compartir con el mundo entero esta emoción y transcribo textual lo que recibí", dijo Graciela, y compartió la carta que envió Ernesto por mensaje:
Estimada aunque desconocida Graciela:
En el año 1982 recibí muchas cartas de niñas, niños y personas de diferentes edades,pero mayormente de corta edad. Entre esas cartas llegó una escrita por una nena de Huinca Renanco. En esos días conteste muchas cartas de las que me llegaban, en años posteriores me e mudado de casa, hace un año me mude nuevamente y hace 4 o 5 días acomodando un poco los papeles,encontré la carta que me llegó en esos días tan difíciles para mí, está escrita con una caligrafía muy prolija y la niña que la escribió se llama Graciela Vassarotto, ella me pide que le conteste y como no me acuerdo si lo hice,lo hago hoy, no se si eres tú esa persona ojala lo fueras. Porque tú carta me lleno de fuerza como las demás para seguir adelante con mi vida. Después de mucho tiempo quiero decirte Gracias por tus palabras. te mando un saludo y espero seas la persona que me escribió en aquellos días.
"Siiiiiiiiii, soy yo!!!!!!!!!!!....y sigo creyendo en el poder de las palabra!!!!!!!!!", le contestó Graciela.


NECESITO CONTAR ESTA HISTORIA PORQUE HAY HISTORIAS QUE MERECEN SER CONTADAS...
No puedo dejar de llorar...es emocion...es dolor...es felicidad...
En el año 1982, yo estaba cursando segundo o tercer año del secundario en Huinca Renanco. En plena Guerra de Malvinas, en nuestra escuela teniamos un espacio donde cada mañana leiamos las tristes noticias de aquella epoca, ese tiempo donde nosotros mirabamos la guerra desde lejos, como en una pelicula...
A mi siempre me gusto escribir...por esos dias escribia a las embajadas de todos los paises que podia y a las sesiones de radios latinoamericanas del mundo contando lo que estabamos viviendo...recibi cientos de cartas en respuesta a las mias...Pero tambien le escribia a los soldados, con el unico proposito de darle palabras de aliento es un momento tan particular...por aquellos dias tenia la fantasia de creer que una palabra puede ayudar...acompañar, no borrar el dolor, pero si hacerlo mas liviano...tambien recibi muchas cartas como respuestas...
Hace un rato estaba en la peluqueria y me llega una notificacion de un correo en el face de una persona que no es un contacto...Comienzo a leer el correo y un nudo en la garganta parecia impedirme respirar...y me encontre llorando de una emocion que hacia mucho tiempo no sentia...
Quiero compartir con el mundo entero esta emocion y transcribo textual lo que recibi de una persona llamada Ernesto Ismael Urbina
Estimada aunque desconocida Graciela :
En el año 1982 recibí muchas cartas de niñas, niños y personas de diferentes edades,pero mayormente de corta edad. Entre esas cartas llegó una escrita por una nena de Huinca Renanco. En esos dias conteste muchas cartas de las que me llegaban, en años posteriores me e mudado de casa, hace un año me mude nuevamente y hace 4 o 5 dias acomodando un poco los papeles,encontré la carta que me llegó en esos dias tán difíciles para mí, está escrita con una caligrafía muy prolija y la niña que la escribió se llama Graciela Vassarotto,ella me pide que le conteste y como no me acuerdo si lo hice,lo hago hoy, no se si eres tú esa persona ojala lo fueras. Porque tú carta me lleno de fuerza como las demás para seguir adelante con mi vida .Despues de mucho tiempo quiero decirte Gracias por tus palabras. te mando un saludo y espero seas la persona que me escribió en aquellos dias.
Siiiiiiiiii, soy yo!!!!!!!!!!!....y sigo creyendo en el poder de las palabra!!!!!!!!!

sábado, 13 de agosto de 2016

Los Kelpers rechazan

13/08/2016
28
Repercusiones por la carta de May a Macri

Rechazo de los kelpers al intento de negociar vuelos directos a Malvinas

El gobierno británico de las Malvinas rechazó la posibilidad de que la Argentina establezca vuelos directos a las islas. El tema formó parte de la mesa de conversaciones establecidas por el gobierno de Mauricio Macri y el David Cameron, que ahora continúa con Theresa May, la sucesora del premier caído en desgracia tras el Brexit.
En una breve declaración que difundieron por la agencia Mercopress, las autoridades isleñas manifestaron estar respondiendo “a la divulgación el miércoles, en la prensa argentina”, de una carta enviada por May a Macri el 2 de agosto, en la que, entre otras cosas, aboga por avanzar con una relación “más productiva con Argentina”, a la vez que hace deseos de progresar en vínculos aéreos de las “Falklands” con terceros países de la región, al igual que la remoción de “medidas restrictivas en materia de hidrocarburos”. Las cancillerías británica y argentina buscan armar un encuentro entre Macri y May a principios de septiembre en el marco de la cumbre del G20.
La carta a la que hacen mención los kelpers es la que publicó Clarín en exclusiva y que tuvo repercusión tanto en la islas como en el Reino Unido. A su manera, May refiere a una apertura para conversar sobre el pedido argentino para que un vuelo directo salga desde el te rritorio argentino al archipiélago.
Que sea un vuelo extra al de Lan que llega a Mount Pleasant cada sábado desde la ciudad chilena de Punta Arenas, y que una vez al mes hace escala en Río Gallegos. A su vez, como parte de todas las conversaciones sobre cooperación que encararon ahora Londres y Buenos Aires, los británicos piden que se levanten las medidas restrictivas que impuso el Congreso en la era Kirchner contra las petroleras que exploran en aguas de Malvinas.
El gobierno isleño señaló que tiene “confianza en el hecho de que el Reino Unido mantiene su apoyo al derecho de autodeterminación de las islas y a desarrollar su propia economía incluyendo los hidrocarburos”. Así lo confirmó, señalan, el nuevo ministro del Foreign Office en las Malvinas, sir Alan Duncan, en una comunicación telefónica con funcionarios locales del archipiélago. “No es secreto que el gobierno de las islas está buscando establecer lazo aéreo adicional dentro de Sudamérica, esto no incluye la posibilidad de un vínculo aéreo con Argentina”, señala el comunicado. “El gobierno del Reino Unido ha sido transparente con cómo quiere mejorar la relación con Argentina para ha dejado en claro que esto no incluirá negociaciones de soberanía de las islas Falkland”, agrega.
El texto no reconoce que cualquier gobierno de un tercer país de América Latina deberá establecer algún tipo de acuerdo con Argentina si quiere ofrecerle un vuelo directo a las Malvinas –como Brasil o Uruguay– para que se le permita el sobrevuelo por el espacio aéreo nacional. O en caso de sortear la zona, para no tener un conflicto con Argentina. Actualmente hay un vuelo que llega al archipiélago semanalmente desde el Reino Unido, con escala en isla Ascención.
Establecer otro vuelo con Sudamérica es comprometido para cualquier gobierno argentino por el rebote en la opinión pública. Los países de la región reconocen el reclamo de soberanía.

Back to Top

jueves, 11 de agosto de 2016

Malvinas, el deshielo

Del editor al lector


Desde la guerra sangrienta hasta la suavidad tierna de los ositos Winnie the Pooh, enviados con una cálida dedicatoria por el canciller de la Argentina. Entre esos extremos, todos los gradientes posibles en la política para intentar recuperar las islas Malvinas, que continúan en manos británicas desde 1833.
Durante el régimen kirchnerista, la política fue de endurecimiento completo, que se tradujo en leyes concretas que sancionan hasta las vinculaciones comerciales con empresas que estén operando en las islas. El objetivo explícito fue tratar de obstruir la prospección y explotación de hidrocarburos en la zona y el implícito fue buscar forzar a Gran Bretaña a sentarse a negociar con Argentina.
Hoy publicamos el texto de un mensaje que la nueva premier británica, Theresa May, le envío a Mauricio Macri en el que se revela que hay algunos signos de negociación incipientes. May plantea que se puede llegar a discutir nuevos vuelos a las islas a cambio del levantamiento de las restricciones a las empresas que participen en la exploración de yacimientos petrolíferos en el Atlántico Sur.
Hasta ahora, hay un vuelo semanal desde Punta Arenas (Chile) hasta la capital de las islas. Un vuelo de cada cuatro hace una escala en territorio argentino.

La diplomacia argentina empuja para que haya un vuelo directo de Aerolíneas Argentinas, ya sea desde Buenos Aires o desde otra ciudad del sur. Por el acuerdo de 1971, que desapareció con la guerra de 1982, era LADE la línea que desde Comodoro Rivadavia unía el continente con las Malvinas.

Macri se verá con May en la cumbre del G-20 que se celebrará en China.

Después de la guerra y durante el gobierno de Menem se intentó una política de “seducción” a los isleños, tratando de desmontar las consecuencias de la guerra. Los isleños, por su parte, se convirtieron en ciudadanos británicos plenos, una cuestión central. ¿Por qué? Porque refuerza la idea que la negociación debe ser bilateral con Londres y no tripartita, aunque la opinión (los deseos) de los habitantes en las islas siga teniendo un peso importante.
Malvinas es una rémora del colonialismo británico que tiene una guarnición militar en el Atlántico Sur. Siempre se especuló sobre a quién beneficia los vuelos a las islas, y la conclusión más extendida es que le facilita la vida a los isleños. Desde otro ángulo, volver a negociar cuestiones que acerquen a los isleños al continente, aún cuando no se discuta la soberanía en esta etapa, rompe con la inercia del aislacionismo de las islas y de la rígida posición argentina.

miércoles, 10 de agosto de 2016

Avanza el acuerdo por el ADN de los caídos en la guerra de las Malvinas

Avanza el acuerdo por el ADN de los caídos en la guerra de las Malvinas

Los soldados sin identificar en Darwin
La Cruz Roja se encargará de verificar qué soldados argentinos fueron enterrados en Darwin.


“Este es un asunto sensible y complejo. En beneficio de todos los que están involucrados consideramos que las discusiones deben ser confidenciales”, señaló a Clarín una fuente del Foreign Office consultada por el acuerdo entre la Argentina y Gran Bretaña para identificar a los soldados argentinos muertos en la guerra de 1982 y enterrados sin identificar en las Malvinas.
Efectivamente, si hay algo que se cocina a fuego lento es este aspecto de la relación bilateral en el que, discretamente, Londres ha involucrado a los isleños. El gobierno de Mauricio Macri, aunque mantiene la política que desplegó en los últimos años el Estado argentino de que todo diálogo por las Malvinas es de carácter bilateral con el Reino Unido y no con los kelpers como tercera parte, dejó que los isleños opinen sobre este aspecto. Así, la Argentina, el reino Unido y la administración de Malvinas mantienen el caso encapsulado bajo la figura de que se trata de un “acto humanitario”.
Tal como publicó Clarín, un grupo de técnicos y especialistas de la Comité de la Cruz Roja Internacional (CCRI) viajó este año a las islas para evaluar cuestiones logísticas y geográficas del cementerio. Pero además, este grupo explicó sus planes tanto a los políticos como a la comunidad local. “Ahora la delegación del CCRI va a producir un informe con las propuestas a ser discutidas por ellos con los gobiernos de las Islas Falkland, el Reino Unido y la Argentina. Esto nos permitirá avanzar hacia el proceso de identificación”, agregó la fuente de la cancillería británica.  Clarín sabe que, en ese marco, habrá reuniones en Ginebra pronto. Según reportó la agencia Mercopress, Simon McDonald abordó la cuestión del ADN en su entrevista con el vicecanciller Carlos Foradori.
El cementerio de Darwin en las Malvinas fue creado especialmente por pedido argentino al final de la guerra. Allí hay 237 tumbas. 123 llevan una lápida en la que se lee “Soldado sólo conocido por Dios”. Se desconoce si en ella están los restos de una sola persona o más, y en qué situación fueron enterrados después de la guerra de 1982. Precisamente de esa tarea se encargó en aquel momento la Cruz Roja Internacional. Varias de aquellas personas que trabajaron en los entierros están trabajando en el proceso de identificación que está en marcha.
Inicialmente, la identificación de los solidados de Malvinas fue un pedido de los ex combatientes de La Plata. La ex presidenta Cristina Kirchner lo solicitó a la Cruz Roja, que a su vez buscó que la mayoría de los familiares de los caídos estuviera de acuerdo. De hecho, se estableció un mecanismo para que se firmara un consenso a través de determinados protocolos. Pero las tensiones con el gobierno kirchnerista con Londres en el último período de Cristina, frenaron la marcha de las conversaciones.

Malvinas: Buenos Aires y Londres negocian por los vuelos y el petróleo

Malvinas: Buenos Aires y Londres negocian por los vuelos y el petróleo

La relación con el Reino Unido
La Primera Ministra May le mandó una carta a Macri en la que propone dialogar sobre viajes directos a las islas y reclama que se levanten las restricciones para la explotación petrolera del área.


Argentina y Gran Bretaña retomaron las negociaciones sobre vuelos y petróleo en torno a las Malvinas, en medio de un creciente acercamiento de los dos países que, como lo establecieron Mauricio Macri y David Cameron en enero pasado, buscará que el conflicto de soberanía por las islas no afecte un vínculo bilateral que en los últimos doce años había sufrido enormes picos de tensión. Estos dos aspectos los retomó la nueva premier británica Theresa May en una carta que le envió al presidente Macri, a la que tuvo acceso Clarín, y en la que lo invita a que las relaciones entren en “una fase más productiva”.
Como parte de las conversaciones diplomáticas para que ambos líderes se encuentren a solas a principios del mes próximo en la cumbre del G20 en China, Macri recibió la misiva de May con fecha 2 de agosto. En el último tramo del texto, después de enumerarle una serie de planos en los que su gobierno busca entenderse con la Argentina, la premier tory le dijo: “Es mi sincero deseo que, donde tengamos diferencias, estas puedan ser superadas en una atmósfera de mutuo respeto y con la intención de actuar en una forma que beneficie a todos los involucrados. Esto incluye progresar hacia nuevas conexiones aéreas entre las Islas Falkland y terceros países en la región y la remoción de las medidas de restricción de los hidrocarburos. Yo espero tener la oportunidad de encontrarme con usted pronto, en el futuro”.
Carta. La primera ministra Theresa May le envió una carta a Mauricio Macri el 2 de agosto.
Carta. La primera ministra Theresa May le envió una carta a Mauricio Macri el 2 de agosto.
Buenos Aires y Londres renovaron todo su equipo diplomático tras los cambios de gobierno en los dos países. Los británicos acaban de enviar a Mark Kent como embajador en Buenos Aires, un moderno diplomático que ya activó la comunicación a través de las redes sociales, y quien recientemente recibió al jefe del cuerpo diplomático del Foreign Office, Simon McDonald. Este último llegó hace una semana al país, fue recibido por el vicecanciller, Carlos Foradori. Pasó desapercibido, pero McDonald también dio una histórica disertación en el ISEN, donde se forma el cuerpo diplomático de la Nación.
En su carta a Macri, May aborda algunos de los temas más complejos de la relación bilateral. Por un lado, desde hace años la Argentina viene pidiendo que haya un vuelo directo y con buena frecuencia desde alguna ciudad del país hacia las Malvinas, tal como la conexión que existió hasta la guerra de 1982. Ahora, ese espacio, lo ocupó la empresa Lan, que hace un vuelo cada sábado desde Santiago de Chile a Mount Pleasant (Malvinas), pasando por Punta Arenas. Una vez por mes, ese mismo vuelo hace escala en Río Gallegos de ida y de vuelta. En castigo porque los kelpers lo rechazaron, Néstor Kirchner les prohibió a los isleños que organizaran charters que pasaran por el espacio áereo argentino: los kelpers querían usarlos en el verano para el traslado de turistas y alimentos. Cristina llegó a amenazar también con afectar los vuelos del sábado desde Chile.
Dar cuenta del pedido de Londres para que cambien las leyes que impulsaron los Kirchner para penalizar a las petroleras que exploren en Malvinas generará dificultades porque Cambiemos no tiene mayoría en el Congreso. Pero, a decir verdad, esas medidas se probaron poco efectivas en el mundo. De acercarse las partes, los británicos también podrían ofrecer un levantamiento del embargo de ventas de equipamientos militares que impuso el parlamento en 2012.
En ese punto, May le avisó a Macri que toma la “oportunidad” de la carta para expresarle su deseo de que el Reino Unido y la Argentina puedan continuar “trabajando juntos” hacia una “fase más productiva” de la relación. Y en sintonía con lo ya expresado por David Cameron, el predecesor de la Primera Ministra en su cargo, May señaló: “Le doy la bienvenida a nuestra creciente cooperación en áreas como el comercio y la inversión, el combate a las drogas, el crimen y la corrupción y hacia el hecho de que Argentina se mueva hacia la OECD (se está en proceso de entrada)”. La premier se manifestó “asombrada” por el “éxito” de la visita de la Fragata Libertad a Liverpool, lo que consideró “una señal clara de que estamos estrechando los lazos”.

Los viajes y los pozos en el mar, los temas más calientes

10/08/2016
http://prensa.cancilleria.gov.ar/los-viajes-y-los-pozos-en-el-mar-los-temas-mas-calientes

Macri y su par británica tratarán de destrabar los dos temas más conflictivos del vínculo bilateral.
“Podemos abrir las conversaciones. Si usted está listo, yo también. Deberían ser conversaciones abiertas sin limitaciones. Esto tomará tiempo, mucho tiempo”, le dijo dijo en enero Mauricio Macri al ex premier David Cameron en su encuentro en enero en Davos, Suiza. El británico, que dejó su puesto en manos de Theresa May tras la votación que precipitó la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, asintió: “Good, good”.

En esa reunión se habló de las Islas Malvinas, pero también de las reformas económicas y del intercambio comercial y las inversiones. El ex primer ministro subrayó que le gustaría expandir el comercio bilateral, que hoy apenas supera los US$ 1.500 millones. Los vuelos entre la Argentina y las Malvinas son uno de los puntos más ríspidos de la relación con Londres desde 1982. Hoy, la única conexión directa es la escala mensual que hace en Río Gallegos el vuelo de LAN que conecta a Chile con las islas una vez por semana.
La Argentina pidió varias veces, la última, con Macri ya asumido, que la frecuencia de los vuelos desde el país se incremente significativamente.

A pesar de que podría resolver cuestiones logísticas a los habitantes de las Malvinas, los kelpers se negaron sistemáticamente a que eso ocurra. Incluso, el plan de la canciller Susana Malcorra es un “plan de base humanitaria”. La funcionaria pretende, según publicó La Nación, proporcionar asistencia sanitaria en casos de problemas graves de salud, el comercio de alimentos y la cooperación en cuestiones educativas. “La ventaja con Gran Bretaña es que sabemos cual es ese 20%: son las Malvinas. Entonces, en lugar de dedicar todo nuestro tiempo a ese 20%, vamos a trabajar y producir resultados en el 80%”, le dijo Malcorra la canciller a Clarín.

El caso del petróleo es casi tan urticante como el de los vuelos, y el problema se agudizó cuando, en 2010, británicos y kelpers se lanzaron a explorar el mar que circunda las islas en busca de hidrocarburos. Los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner denunciaron en foros internacionales esos contratos y terminaron con los contratos binacionales que había impulsado la administración de Carlos Menem.

En junio del año pasado, el Gobierno presentó ante la justicia de Río Grande, Tierra del Fuego, una denuncia contra nueve petroleras extranjeras que realizan exploraciones hidrocarburíferas en aguas de las Malvinas. Las empresas que fueron denunciadas son las británicas Rockhopper Exploration plc, Premier Oil plc, Falkland Oil And Gas Limited y las estadounidenses Noble Energy Inc. y Edison International SpA.

Todas son operadoras en aguas en disputa y, para el Gobierno de Cristina Kirchner, “carentes de autorización, concesión o permiso alguno otorgado por la autoridad competente argentina” en las islas que se reclaman. La respuesta kelper fue anunciar nuevos descubrimientos petrolíferos. Esas son las sanciones que May llama en su carta a Macri “impedimentos”.
Menciones: 
A pesar de que podría resolver cuestiones logísticas a los habitantes de las Malvinas, los kelpers se negaron sistemáticamente a que eso ocurra. Incluso, el plan de la canciller Susana Malcorra es un “plan de base humanitaria”. La funcionaria pretende, según publicó La Nación, proporcionar asistencia sanitaria en casos de problemas graves de salud, el comercio de alimentos y la cooperación en cuestiones educativas. “La ventaja con Gran Bretaña es que sabemos cual es ese 20%: son las Malvinas. Entonces, en lugar de dedicar todo nuestro tiempo a ese 20%, vamos a trabajar y producir resultados en el 80%”, le dijo Malcorra la canciller a Clarín.

lunes, 1 de agosto de 2016

domingo, 31 de julio de 2016

El Brexit puede ayudar a negociar Malvinas

Columnista invitado
Felipe de la Balze


La decisión británica de salir de la Unión Europea tendrá consecuencias políticas, económicas y estratégicas que se sentirán en el mediano plazo, inclusive en la relación de nuestro país con el Reino Unido y en el desarrollo futuro del conflicto sobre Malvinas.
La sorpresa por lo ocurrido fue grande y las reacciones por parte de supuestos “expertos locales” fueron apresuradas. Sostener que “el populismo y la xenofobia eran las fuerzas que impulsaron el voto británico” es desconocer el carácter profundamente individualista y tolerante del pueblo británico. Señalar que “las consecuencias del Brexit dificultarán la estrategia del gobierno argentino de reintegrar nuestro país a la economía mundial” es desconocer que el impacto de la salida de Gran Bretaña en la economía global será modesto y asimétrico. Comercializamos poco con dicho país, cuya economía representa solo el 1,3% del PBI mundial y una mayor incertidumbre europea quizás acreciente el interés del capital internacional para invertir en países emergentes como el nuestro. Finalmente, sostener que “el proceso de globalización está en peligro” es un error de apreciación respecto a las implicancias del proceso que los británicos pusieron en marcha. Ellos no se proponen salir de la Unión Europea y cerrar su economía al mundo, sino todo lo contrario. El gabinete de la Primer Ministro Teresa May anunció que negociará acuerdos bilaterales de libre comercio con numerosos países y dejará atrás el inmovilismo anterior.
En esa línea, José Serra, el ministro de Relaciones Exteriores brasilero expresó, hace pocos días, el interés de su país de negociar un tratado de libre comercio entre el Mercosur y Gran Bretaña. Esto contribuiría a presionar a la Unión Europea, con la cual se negocia infructuosamente desde 1994.
La salida de Gran Bretaña no es la causa de la crisis europea sino un síntoma de los problemas que aquejan a la Unión Europea y que redujeron el atractivo del proyecto integracionista para muchos ciudadanos y países miembros.
Europa está económicamente estancada y sufre las consecuencias de altas tasas de desempleo. El admirado Estado de bienestar europeo no puede financiarse con los recursos disponibles. Las excesivas regulaciones y la elevada carga impositiva penalizan el trabajo y la inversión. Europa es como una familia que recibe una importante herencia y luego “se deja estar”, viviendo de su “patrimonio”.
El envejecimiento poblacional es una pesada carga que se intentó paliar con una inmigración masiva (mayoritariamente musulmana). Como consecuencia, se suscitaron tensiones que se vieron agravadas, en los últimos tiempos, por la presión ejercida por cinco millones de sirios desplazados de sus hogares por la guerra civil. Al problema de los refugiados se le agrega la amenaza terrorista que genera temores que ponen en juego la convivencia civilizada y radicalizan el accionar político.
El proyecto de integración europeo (valioso por preservar la paz, crear un amplio mercado común y promover valores occidentales universales) perdió el rumbo y se internó en una trayectoria institucional donde primó la desmesura y una ambición excesiva.
La Europa fundacional de los Seis creada en 1957 (Alemania, Francia, Italia, Holanda, Bélgica y Luxemburgo) se transformó en un conglomerado de veintiocho países difícil de manejar y donde en las negociaciones prima la inercia de la “ley del mínimo común denominador” y un creciente exceso de normas burocráticas que solo los “expertos” y los “lobbies” pueden gestionar.
La creación de la moneda común, el “euro”, sin una administración fiscal compartida y sin un sistema adecuado de control financiero, generó durante los últimos años graves conflictos de interés entre países acreedores y deudores dentro de la misma Europa.
La pretensión de la Unión Europea de transformarse en una potencia mundial sin tener una política exterior compartida y sin un proyecto de defensa propio y creíble (Europa sigue protegida por los Estados Unidos bajo el paraguas de la OTAN) crean una seria incongruencia entre ambiciones y poder.
Finalmente, no existe un genuino nacionalismo europeo. A medida que se alejó en el tiempo el espectro de las guerras del siglo pasado, florecieron las diferencias. El mercado único y un ramillete de principios compartidos -aunque no siempre practicados- no son suficientes para borrar el peso de la diversidad cultural y resolver los conflictos de interés generados por desafíos internos y externos.
Gran Bretaña deja la Unión Europea pero sigue estando en Europa y negociará durante los próximos dos años un tratado de libre comercio –como el que tiene Suiza-. Londres, a pesar de las ambiciones de Francfort y París, mantendrá su primacía como el centro financiero de Europa, posición que detenta desde mediados del siglo XIX y que se fundamenta en sólidas ventajas competitivas (el idioma inglés, un sistema legal probado y menores costos operativos).
La Unión Europea también seguirá se camino. El Brexit es un llamado de atención a moderar la desmesura, a ejercer mayor responsabilidad en la gestión macroeconómica, a recuperar el control de las fronteras y a darles más espacio a los ciudadanos y menos a la burocracia.
La salida de Gran Bretaña de la Unión Europea abre un interesante espacio de negociación entre la Argentina y dicho país. La negociación de un tratado de libre comercio entre el Mercosur y Gran Bretaña es factible. El comercio bilateral actual es modesto, pero Gran Bretaña podría transformarse en un importante comprador de alimentos argentinos; es el miembro de la Unión Europea más dispuesto a liberalizar sus importaciones de alimentos. Por otra parte, el potencial desarrollo de la explotación petrolera en el Atlántico Sur también ofrece un campo donde podrían identificarse importantes beneficios económicos compartidos.
En el marco de estos intereses compartidos, y con el apoyo de países amigos, ambos gobiernos podrían iniciar un diálogo constructivo sobre el tema de las Malvinas y, quizás, dar los primeros pasos para avanzar en una solución política de largo plazo y aceptable para ambas partes.

Felipe de la Balze es economista y negociador internacional.

sábado, 30 de julio de 2016

Islas Aland: ¿lección para las Malvinas?


Debate
Sergio Eissa



Las Islas Aland, ubicadas a la entrada del Golfo de Botnia, entre Suecia y Finlandia, se encuentran bajo soberanía finlandesa desde 1921. Pese a ello, sus habitantes hablan sueco, son étnicamente sueco-finlandeses y gozan de una autonomía importante dentro de la organización política de Finlandia. Esto se debe a que estuvieron bajo soberanía sueca y rusa, siendo también objeto de disputa entre las potencias por su ubicación geográfica. Por tal motivo, se firmó la Convención sobre la Desmilitarización y Neutralización de las Islas Aland, que fue ratificada por varios Tratados y Convenciones en 1921, 1940, 1947 y 1977. Asimismo, cuando la Liga de las Naciones reconoció la soberanía de Finlandia en 1921, rechazó la aplicación del principio de libre determinación de los pueblos y exigió que se respetara el uso del idioma sueco y otros aspectos relacionados a los intereses de los isleños. Adelantándose a esta decisión, dicho país aprobó una ley que otorgaba derechos y garantías a los habitantes de las islas y regulaba la relación entre ambas entidades políticas. Esta norma fue mejorada y ampliada a través de sucesivas reformas en 1922, 1952 y 1991.
¿Nuestro país podría aplicar al caso de Malvinas algunas de estas líneas de acción? La Argentina podría disponer unilateralmente que los isleños puedan realizar actividades comerciales y civiles con nuestro país, tener acceso a la salud y a la educación sin más requisito que presentar el documento que estuviera vigente en las islas hasta el año 2033. Paralelamente, habría que avanzar en dos direcciones.
En primer lugar, en base a lo dispuesto en el art. 2º de la Ley Nº 23.775 de 1990, modificada por la Ley Nº 26.552 de 2009, el Congreso argentino debería sancionar una ley de creación de la provincia de las Islas Malvinas e Islas del Atlántico Sur, que reconozca (sin ser exhaustivos): a los malvinenses/isleños como una nación dentro del Estado argentino (tomando el caso de Quebec); la toponimia de los isleños sobre las islas; un status jurídico diferente al de las provincias y la Ciudad de Buenos Aires, que les permita ejercer la jurisdicción en materia de seguridad, justicia, educación, entre otros temas, elegir representantes para el Congreso argentino, pero reservando el Estado Nacional la incumbencias en materia de política exterior, defensa y justicia federal; el respeto por sus costumbres, idioma e intereses; y el derecho a la secesión. Luego que se hubieran reincorporado plenamente al territorio nacional, los isleños podrán solicitar modificaciones a la ley a través de un pedido de su legislatura. En segundo lugar, debería negociarse un tratado con el Reino Unido antes del año 2033 que establezca el mecanismo de restitución de la soberanía sobre las islas; que declare a perpetuidad la neutralización y desmilitarización de las islas; que la secesión de la soberanía de las islas a la Argentina no supondrá un desconocimiento de los reclamos que ambos países tienen sobre el continente antártico y que incluya protocolos adicionales sobre la explotación de los recursos naturales.
Einstein decía que no era posible resolver los problemas de hoy con las soluciones de ayer. El nuevo contexto nacional e internacional nos desafía.

Sergio Eissa es Doctor en Ciencia Política. Profesor de la UBA 

miércoles, 20 de julio de 2016

Crear nuevos vínculos por las Islas Malvinas

Crear nuevos vínculos por las Islas Malvinas
Desde hace varios años, y en cumplimiento con el Tratado de Ottawa, el gobierno británico está llevando a cabo, a través de algunas empresas, el proceso de desminado de las Islas Malvinas.
Desde la finalización del conflicto bélico quedaron enterradas unas 25.000 minas, entre las antipersonales y las anti vehículos que deben ser removidas para reducir el peligro que representan para cualquier persona.
Este hecho representa una gran oportunidad para profundizar la colaboración por parte del Gobierno argentino, a fin de acelerar el necesario proceso de desminado y empezar a crear vínculos de acercamiento que permitan empezar las negociaciones por la soberanía.
Nahuel Morandi Bel
Nahuel.morandi.bel@gmail.com
http://www.clarin.com/cartas_al_pais/vuelva-creerse-abanderado-causas-nobles_0_1616238552.html

sábado, 16 de julio de 2016

Informe CLAVE

ARGENTINA: Malvinas: esperan informe clave para identificar a los caídos
Noticias Relacionadas: InformeIslasIntegrantesEsperanCruz,  
Esta noticia ha sido leída 113 veces


El Clarín / Familiares de los caídos en Malvinas confían en que los trabajos de identificación de los argentinos enterrados en el cementerio de Darwin bajo una lápida que dice "soldado sólo conocido por Dios" comiencen a más tardar en enero. Así lo dijo la chaqueña Norma Gómez, hermana de un joven soldado muerto en la guerra de 1982, y quien se ha convertido en una de las referentes de esta movida. De pronto, el ADN a las 123 tumbas argentinas sin identidad -237 tumbas en total- se convirtió en un punto de entendimiento entre Londres, Buenos Aires y el archipiélago.

Ahora, las partes esperan un informe del Comité de la Cruz Roja Internacional (IRCC), que ejerce una suerte de control y auspicio de este entendimiento para plasmar un acuerdo de estricto orden humanitario. El informe se espera para septiembre y se basará en el trabajo de campo que realizaron recientemente en las islas cuatro integrantes de la IRCC.

El grupo estuvo en Malvinas entre el 27 de junio y el 2 de julio, contó a Clarín Sandra Leffcovich, la vocera organismo, que tiene sede en Brasil. "Fue una misión de evaluación a las islas para determinar si era factible o no" hacer este trabajo, afirmó.

La misión tuvo cuatro integrantes de la ICRR. Entre ellos había técnicos que trabajaron precisamente en el entierro de los cuerpos tras el fin de la guerra del '82. La misión evaluó cuestiones logísticas, forenses y técnicas. Pidió opinión a la comunidad y a los políticos de las islas.

"En todo momento se les explicó que se trata de un tema humanitario: conocer quién son los NN", explicó Leffcovich. Los cuatro integrantes de la Cruz Roja visitaron el cementerio, hablaron con sus guardias y también con los habitantes de Darwin. Evaluó las condiciones del suelo. Por lo general, para hacer un ADN se necesita una pequeña muestra de los restos. El equipo hizo mediciones adyacentes al cementerio y recorrió todo el lugar sin tocar ni recoger ningún elemento.

En diálogo con este diario, el consejero de la Asamblea Legislativa de las islas, Mike Summers, manifestó que en la islas hay "satisfacción" por la visita y con las explicaciones dadas. Ahora esperaban el informe de la IRCC para septiembre. Insistió con que esto debía tener carácter humanitario, con que no hubiera usos políticos y con que los grupos de ex combatientes no se metieran en un tema en el que sólo esperan a los familiares de los muertos.

Se estima que 83 familias ya han dado su aval para que se remuevan las tumbas, una de las máximas exigencias de la Cruz Roja, cuando el gobierno de Cristina Kirchner le solicitó que realizara este trabajo. Inicialmente, un grupo de ex combatientes del CECIM La Plata fue el que empezó a pedir el ADN. Pero las tensiones entre el Gobierno K y Londres, más el rechazo de los kelpers a la política de endurecimiento de la última década paralizaron cualquier avance. El giro del gobierno de Mauricio Macri hacia una política de diálogo con Londres y cooperación con las islas allanó el camino para este histórico entendimiento.

ARGENTINA: Malvinas: esperan informe clave para identificar a los caídos

Con Información de El Clarín

http://entornointeligente.com/articulo/8697919/ARGENTINA-Malvinas-esperan-informe-clave-para-identificar-a-los-caiacute;dos-16072016

domingo, 3 de julio de 2016

sábado, 25 de junio de 2016

Una nueva oportunidad por Malvinas

Una nueva oportunidad por Malvinas

Opinión
La pesca representa casi el 60% del PBI de las islas y depende del acceso a la UE.


El Reino Unido, la segunda economía europea, deja la Unión Europea tras décadas de descontento. En 1975 los euroescépticos no tuvieron un resultado favorable respecto a la permanencia en la Comunidad Económica Europea, precursora de la UE. Sin embargo, esta vez se cumplió la profecía de Winston Churchill que “cada vez que Gran Bretaña tenga que decidir entre Europa y el mar abierto, decidirá siempre por el mar abierto”. El denominado Brexit es una cuestión cuyos efectos eventuales trasciende fronteras.
La agencia de calificación de riesgo crediticio, Standard & Poor’s, viene advirtiendo que Londres podría perder su importancia como principal plaza financiera en beneficio de Frankfurt u otras ciudades europeas. También afectaría las posibilidades de crecimiento de los préstamos a los sectores industriales que dependen de las exportaciones del Reino Unido y señalaba “que la salida británica de la UE es mucho más importante que el riesgo que planteó la continuidad de Grecia en la Eurozona”. Otros bancos como Goldman Sachs o ING se han expresado de forma similar. Esas advertencias no tuvieron efecto. Tampoco la insistencia de Estados Unidos de que un acuerdo comercial con el Reino Unido post-Brexit podría demorarse en el tiempo y sería posterior a las negociaciones con la Unión Europea por el acuerdo de asociación de comercio e inversión Transatlántico (TTIP).
Es evidente que la salida del Reino Unido de la Unión Europea tendrá una variedad de repercusiones geopolíticas y de política exterior. Irlanda del Norte, por ejemplo, ya anuncia la posibilidad de convocar a un referéndum para decidir sobre su anexión a Irlanda. Gibraltar podría estar en el mismo camino. El ministro Fabián Picardo, en declaraciones públicas, no ha descartado la posibilidad de su adhesión a España.
Un informe parlamentario, elaborado por el Comité de Política Exterior de la Cámara de los Comunes señalaba que el Brexit podría, entre otros, alterar el equilibrio político en territorios como Gibraltar y Malvinas. Respecto a Malvinas, el documento destacaba que la ruptura con la UE tendría “amplias y profundas implicaciones” en el Atlántico Sur. Reconoce, entre otras cuestiones, que “el apoyo de muchos europeos a la posición británica sobre Malvinas sería menos cierta, lo que podría animar a la Argentina a tener una posición diplomática más agresiva” en virtud de que en muchos casos estos países avalan la postura de Londres solo en función del Tratado de Lisboa que rige para la UE y todos “sus territorios de ultramar”.
Desde las Islas Malvinas, Sukey Cameron también había expresado preocupación sobre el impacto que podría tener para la economía de las Islas ya que el 73% de la producción, en particular la pesca que representa casi el 60% del PBI, depende del acceso a la Unión Europea y principalmente a España e Italia. La exportación de grandes volúmenes de pesca de Malvinas a la UE no requería de aranceles o el cumplimiento de cuotas. Es evidente que el proceso abierto por el Brexit plantea un panorama que debería ser analizado con atención. Esta nueva circunstancia, puede resultar en un desafío para impulsar, con aire fresco y una lógica renovada, el restablecimiento del diálogo diplomático entre Buenos Aires y Londres como en una ocasión de estímulo para imaginar con creatividad estratégica un horizonte de nuevas oportunidades con las Islas.