martes, 15 de abril de 2014

Un grave error que complica la causa de las Islas Malvinas

POR RAÚL RICARDES EX EMBAJADOR – Clarin

ETIQUETAS

14/04/14 – Clarin

Con motivo de la grave crisis de Ucrania, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas consideró a mediados de marzo un proyecto de resolución dirigido a reafirmar, de acuerdo con lo previsto en los artículos 2 y 33 de la Carta de la ONU, la obligación de todos los Estados de abstenerse en sus relaciones internacionales de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado y de arreglar sus controversias internacionales por medios pacíficos. Asimismo, dicho proyecto de resolución reiteraba expresamente que no se reconocería la legalidad de ninguna adquisición territorial derivada de la amenaza o el uso de la fuerza.

A pesar de la gravedad de la situación planteada, la Federación Rusa interpuso su veto en el Consejo de Seguridad impidiendo la adopción del proyecto de resolución que hubiese reafirmado la legalidad y la legitimidad política en las relaciones entre los estados.

En consecuencia, el único camino que a la comunidad internacional le quedó expedito para expresarse frente a la grave crisis en Ucrania fue la Asamblea General de la ONU.

El proyecto de resolución presentado (aún más explícito que el vetado por la Federación Rusa en el Consejo de Seguridad en la defensa de los principios del no uso de la fuerza en las relaciones internacionales, la no adquisición de territorios por la fuerza, la integridad territorial de los Estados y la solución pacífica de las controversias) recibió el apoyo de los dos terceras partes de la Asamblea General.

La Argentina se abstuvo incomprensiblemente de votar a favor de ese proyecto de resolu ción, coincidente en sus aspectos fundamentales con el que, días antes, había votado afirmativamente junto con la mayoría de los integrantes del Consejo de Seguridad, enfrentando la posición desafiante de la Federación Rusa.

Difícil es imaginar las razones que llevaron al gobierno nacional a abstenerse de apoyar un proyecto de resolución que recogía todos los principios y normas internacionales sobre las cuales nuestro país ha fundado su reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas.

Esta decisión ha creado un precedente negativo respecto de la cuestión de mayor importancia y sensibilidad en el campo de los intereses de la política exterior y de la soberanía nacionales.

Para nuestro país la cuestión Malvinas es una disputa de soberanía cuya solución pondrá fin a una situación colonial impuesta por la fuerza por el Reino Unido en 1833. La recuperación del ejercicio de la soberanía argentina sobre esos territorios se hará por medios racionales, pacíficos y legales, en concordancia con los principios esenciales ya citados del Derecho Internacional y con esta posición consistentemente sostenida desde siempre por nuestro país.

La coherencia alcanzada no puede ser quebrada por intereses circunstanciales o decisiones inconsultas y precipitadas.

sábado, 12 de abril de 2014

Misiles

Por Franco Mizrahi – www.Infonews.com

El gobierno denunció que el Reino Unido lanzará misiles en Malvinas

El canciller Héctor Timerman se pronunció ante "un nuevo acto de agresión colonial" británico y advirtió sobre la instalación de "una poderosa base militar" en las islas. Desde Gran Bretaña dijeron que se trata de "ejercicios de rutina".

http://www.infonews.com/2014/04/12/politica-139246-el-gobierno-denuncio-que-el-reino-unido-lanzara-misiles-en-malvinas.php

NOTICIAS RELACIONADAS

Tras la denuncia argentina, Gran Bretaña reconoció ejercicios militares en Malvinas

El Gobierno denunció que "Inglaterra hará pruebas militares con misiles en Malvinas"

Nota publicada por el sitio Tiempo Argentino.

El canciller Héctor Timerman denunció ayer al mediodía que el Reino Unido realizará "ejercicios militares" que incluyen el lanzamiento de misiles en las islas Malvinas y comunicó que "este nuevo acto de agresión colonial" fue informado a las Naciones Unidas, así como a otros prestigiosos organismos internacionales. Para el ministro de Relaciones Exteriores y Culto "la ocupación" del archipiélago austral "no es más que una excusa para el establecimiento de una poderosa base militar" inglesa que "sirve a los intereses estratégicos de Gran Bretaña en el Atlántico Sur con proyecciones sobre la Antártida, el Pacífico y el Océano Índico". Desde el Foreing Office ratificaron las operaciones pero desmintieron estar militarizando la región. El malestar del Poder Ejecutivo se tradujo en una nota de "enérgica protesta" que el vicecanciller, Eduardo Zuain, le entregó al embajador británico, John Freeman, en el Palacio San Martín.

Según anunció Timerman, los ejercicios militares se realizarán entre los días 14 y 27 de abril y "los lanzamientos de misiles serán operados por un escuadrón de Defensa Aérea" que tiene seis baterías móviles de misiles Rapiers. Estas unidades están ubicadas en las adyacencias de la Base Aérea Monte Agradable (la mayor base militar existente al sur del Paralelo 50º, ubicada a 50 kilómetros de Puerto Argentino, y perteneciente a la Royal Air Forcey) y del Puerto Militar de Puerto Yegua (también situado en la Isla Soledad). Los misiles Rapier, que en la década del ’70 se transformaron en la principal arma antiaérea del ejército colonialista en lo que respecta a los objetivos de baja altitud ya que son de corto alcance, son fabricados actualmente por la empresa MBDA (UK) Ltd. y fueron utilizados por los británicos en diferentes escenarios bélicos, como el de Afganistán y el de Oriente Medio.

El gobierno nacional, que supo de las acciones porque el Reino Unido las informó ante la Organización Marítima Internacional (está obligado a hacerlo) para evitar que un barco atraviese la zona en la que caería el misil, hizo responsable a la administración de David Cameron "por cualquier daño derivado de este nuevo acto violatorio de la Resolución 31/49 de la Asamblea General de las Naciones Unidas". En el punto 4 de aquel documento se insta a la Argentina y a Gran Bretaña "a que se abstengan de adoptar decisiones que entrañen la introducción de modificaciones unilaterales en la situación" de las islas hasta que se resuelva la controversia.

"Esta acción constituye una nueva muestra de que el Reino Unido hace caso omiso a lo dispuesto por las resoluciones de las Naciones Unidas", destacó la Cancillería argentina. Ocurre que tampoco respeta la Resolución 20/65 que llama a reanudar el diálogo para discutir la soberanía del archipiélago.

Ante este escenario, el ministro de Relaciones Exteriores y Culto comunicó ayer por la mañana al Secretario General de las Naciones Unidas (Ban Ki-moon) y al presidente del Comité de Descolonización las acciones británicas. A Ban Ki-moon se le solicitó "que haga circular esta denuncia entre todos los países miembros de la organización", dijo Timerman. La queja también se hizo llegar a los secretarios generales de la Organización Marítima Internacional (OMI), a la Unión de Naciones Suramericanas, a la Organización de Estados Americanos (OEA), a la Cumbre Iberoamericana, a la Liga Árabe, al Mercosur, a la Comunidad de Estados de Latinoamericanos y Caribeños, a la Unión Africana, al Grupo de los 77 más China y a la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur.

El vicecanciller Eduardo Zuain, mientras, convocó al embajador británico John Freeman al Palacio San Martín para entregarle una nota de "enérgica protesta frente a esta nueva exhibición de fuerza belicista en una zona de paz". Para el gobierno nacional lo que sucedió ayer ratifica que "la ocupación de Malvinas no es más que una excusa para el establecimiento de una poderosa base militar" en una región estratégica.

"Los archipiélagos en disputa constituyen una pieza fundamental del esquema estratégico británico de naturaleza y alcance globales. A través de su fuerte presencia militar en el Atlántico Sur, el Reino Unido ejerce un control desde la costa oriental sudamericana a la costa occidental africana, así como sobre los accesos interoceánicos: Atlántico-Pacífico y Atlántico-Indico", remarcó ayer Timerman. Y recordó que en 2004 el gobierno británico jerarquizó la base militar del archipiélago "extendiendo su ámbito operacional a espacios que exceden al área disputada, alcanzando a la totalidad del Atlántico Sur".

"La principal intención que tiene el Reino Unido para mantener a Malvinas bajo su posesión es una intención militar. No habría ninguna otra razón por la cual realice, como lo viene haciendo cada seis u ocho meses, ejercicios misilísticos en la isla", afirmó Daniel Filmus, secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, a Tiempo Argentino. "No hay ninguna hipótesis de conflicto en la zona. Gran Bretaña pretende amedrentar y mostrar su poderío militar. Es un acto de provocación no sólo para la Argentina sino para toda la región", añadió el funcionario.

En este sentido se había manifestado la presidenta Cristina Fernández el pasado 2 de abril, cuando se cumplió el 32º aniversario del inicio del conflicto bélico. "La verdad sobre Malvinas es que constituye la base militar nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur", aseguró entonces la mandataria. Y señaló que desde allí "se maneja todo el despliegue militar británico,
'ma non troppo', diría yo, del Atlántico Sur, y también los sistemas de inteligencia electrónica. Esto no lo podemos desconocer. Las Islas Malvinas se encuentran entre los territorios más militarizados del mundo." Por ejemplo, posee entre 1500 y 2000 efectivos militares para una población de apenas 3000 personas.

En diálogo con este diario, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, abonó a esta postura: "La cuestión Malvinas no es sólo el reclamo de un país ante una situación colonialista del siglo XXI ni el intento de preservar los recursos naturales que se están explotando en los mares adyacentes a las islas. Principalmente, se transformó en un enclave militar británico. Los ejercicios militares reafirman lo que venimos diciendo."

En ese sentido, Timerman consideró que la política británica en el archipiélago austral "afecta no sólo a la Argentina sino también a los países de América Latina y el Caribe, y de otras regiones, que han expresado su preocupación a través de múltiples pronunciamientos del Mercosur y la Unasur, así como por la Cumbre Iberoamericana, la Cumbre de Países Sudamericanos y Países Árabes (ASPA) y la Reunión Ministerial de la Zona de Paz y Cooperación del Atlántico Sur". La respuesta del Foreign Office no se hizo esperar.

"Las pruebas son ejercicios de rutina que tienen lugar aproximadamente dos veces por año desde hace mucho tiempo. El Ministerio de Defensa (británico) siempre implementó todas las medidas de seguridad necesarias, ente ellas la notificación a los navegantes y aviadores, resaltando las zonas donde se realizan los lanzamientos", informaron a la agencia dyn fuentes de la cancillería británica. "La insinuación argentina de que el Reino Unido está tratando de amenazar militarmente ya sea a la propia Argentina o a la región en su conjunto carece totalmente de fundamento, al igual que la insinuación de que desplegamos armas nucleares en la región. La denuncia de que estamos militarizando el Atlántico Sur es absolutamente falsa", se defendió el país europeo.

"Los misiles Rapier son misiles de corto alcance superficie-aire diseñados para proveer una defensa antiaérea en un área de proximidad inmediata a las 'Falkland'. No hay riesgo de que caigan fuera de las aguas de las Falkland. El Reino Unido siempre ha emitido todas las notificaciones necesarias para garantizar la seguridad de la vida en el mar", agregaron.

Ante esta posición, desde la cancillería argentina aseguraron a este diario: "Que un acto hostil sea habitual no lo hace menos hostil. El hecho de que sean rutinarios no cambia nada. Ratificaron que realizan ejercicios militares en las islas." El gobierno nacional en 2010 ya había denunciado ante la Organización Marítima Internacional la realización de acciones similares pero no logró detenerlas. "El concepto imperial naval que motivó la ocupación de las Malvinas en 1833 por su posición crítica frente al Estrecho de Magallanes e inmediaciones del Pasaje de Drake sigue vigente en el siglo XXI", concluyeron desde el Palacio San Martín.
Antecedente

Argentina alertó en reiteradas ocasiones a la comunidad internacional sobre el envío de un submarino británico con capacidad para transportar armamento nuclear al Atlántico Sur. Requirió información al Reino Unido pero sólo obtuvo negativas.
Con Reino Unido
El 15 de abril de 2013, la Argentina lo denunció por acciones similares en las Islas Malvinas.
"La principal intención que tiene el Reino Unido es militar. No habría ninguna otra razón para esos ejercicios." Daniel Filmus
Sec. Asuntos Relativos a Malvinas

"Los archipiélagos en disputa constituyen una pieza fundamental del esquema estratégico británico de naturaleza y alcance globales." Héctor Timerman, Min. de Relaciones Exteriores
"(Malvinas) se transformó en un enclave militar británico. Los ejercicios militares reafirman lo que venimos diciendo." Agustín Rossi
Ministro de Defensa

lunes, 7 de abril de 2014

En Malvinas, no trabajar para Gran Bretaña

POR RUBÉN GIUSTINIANI SENADOR NACIONAL. SECRETARIO COMISION DE RELACIONES EXTERIORES

07/04/14-CLARIN

El 69° período de sesiones de la Asamblea General se inaugurará en la sede de las Naciones Unidas el martes 16 de setiembre de este año. La Asamblea celebra en forma intensiva un período de sesiones cada año, de setiembre a diciembre, o durante más tiempo si fuese necesario.

La última Resolución de la Asamblea General referida a la Cuestión Malvinas, favorable a la Argentina, se produjo durante el gobierno de Raúl Alfonsín en 198 8. Después, la gestión de Menem- Cavallo resolvió no seguir haciendo la presentación a la Asamblea General, situación que llega hasta nuestros días.

El año que viene se cumplirán 50 años de la histórica Resolución 2065, donde la Asamblea General reconoció la existencia de una disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido e invitó a ambos países a negociar para encontrar una solución pacífica a la controversia. Luego vinieron otras Resoluciones de la Asamblea General, todas sistemáticamente desconocidas por el Reino Unido ya que instaban a las partes a sentarse a negociar.

Malvinas, desde hace tiempo, ha dejado de ser una cuestión exclusivamente argentina. Hoy América Latina y el Caribe, África y la mayoría de países del mundo no aceptan la vigencia de enclaves coloniales en pleno siglo XXI. También, todos los años, el Comité de Descolonización de la ONU se expide por unanimidad instando al Reino Unido a sentarse a la mesa con Argentina para discutir soberanía.

Es necesario, ante la actual situación, que nuestro país dé un paso importante hacia adelante y presente ante la próxima Asamblea General una propuesta de Resolución que inste a Gran Bretaña a sentarse a una mesa de negociaciones.

El actual status quo favorece al Reino Unido y es así que avanza con hechos consumados como es la explotación de los recursos naturales que nos pertenecen y la militarización del Atlántico Sur violando las Resoluciones existentes y el Derecho Internacional. No tenemos dudas que la mayoría de los países que componen la Comunidad Internacional, rechazan prepotencias imperiales, y apoyarán una vez más, a nuestro país en la Cuestión Malvinas.

Una iniciativa diplomática de tanta trascendencia por parte de Argentina, seguirá el camino de nuestra Constitución Nacional, que en su Disposición Transitoria Primera expresa: “La Nación Argentina ratifica su legítima e imprescriptible soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, por ser parte integrante del territorio nacional.

La recuperación de dichos territorios y el ejercicio pleno de la soberanía,respetando el modo de vida de los habitantes y conforme a los principios del derecho internacional, constituye un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino”.

“Hubiera preferido otro discurso por Malvinas”

 IMÁGENES

“Hubiera preferido otro discurso por Malvinas”

07/04/14 –Clarin

Con toda sinceridad, yo hubiera preferido que el 2 de abril, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, el eje del discurso presidencial hubiera sido el del homenaje a los muertos en la guerra y los sobrevivientes. Pero el eje fueron la denuncia de lo ya sabido, la bandera de “los Cóndores” y el billete de 50 pesos de las Malvinas que inscriben a nuestros soldados en un linaje que no les hace justicia desde el punto de vista histórico, que cierra el debate sobre la responsabilidad social en relación con la guerra de 1982.

Creo que no tengo que aclarar, a estas alturas, que debatir sobre este punto no es ni ir en contra del reclamo argentino, ni impugnar los motivos de los combatientes, de sus familias, de los millares de argentinos solidarios con ellos. Pero lo más cómodo es presentarlo así.

Creo que nuestro deber es no mezclar. Yo hubiera querido ver en el dorso del billete de Malvinas alguna referencia a los soldados combatientes, y no que aparezcan como cruces anónimas de fondo de la figura de Rivero, en destacado primer plano. Como si no hubiera sucedido nada desde 1833, y sobre todo, desde 1982.

Estoy seguro de que los que construyen ese linaje alguna vez van a tener que responder por esa gestualidad fácil e irresponsable que tan poco aporta a la solidez del reclamo argentino, como es funcional a la autocomplacencia y a la posición británica.

Es de esperar que este linaje histórico que han reinstalado no será el que organice el guión del Museo en la ESMA (para mí nunca va a ser ex). ¿Va a ser un museo sobre la guerra, o un museo sobre la causa? No lo sabemos, y es fundamental, porque no es lo mismo. Porque se van a encontrar con un problema importante: que es el mismo que orientó a los militares, antes que en Malvinas, para realizar su matanza en la Argentina continental. Sería una interesante paradoja, que se expresará aún entre los nombres a ser evocados como caídos en Malvinas, represores algunos de ellos, si es que aparecen en el memorial del espacio.

Me pregunto con amargura cómo tantos compañeros con peso en nuestros trabajos de la memoria callan ante estas cuestiones, por qué las “dejan correr”, cuando pelearon tanto por clarificar, por separar la paja del trigo, por buscar la verdad en otros temas que sólo en apariencia no tienen que ver con Malvinas. Cambiarles la historia a los soldados, poniéndolas en una línea que no es la que sostuvieron todos ni antes ni después de la guerra, también es mantener su anonimato, aunque identifiquen sus restos. Sigo pensando que Malvinas es la posibilidad de pensar una Patria nueva, mucho más allá de las islas.

Federico Lorenz federicoglorenz@gmail.com

domingo, 6 de abril de 2014

¿Realmente la OTAN está en las islas Malvinas?

POR ROBERTO GARCÍA MORITÁN EX VICECANCILLER – Clarin

05/04/14

La Presidenta de Argentina ha denunciado que las islas Malvinas son una base nuclear de la OTAN.

Una mención muy grave y que pondría de relieve que posee información privilegiada que no es de conocimiento público.

Se trataría de un hecho nuevo.

En cuyo caso el gobierno argentino debería ser más preciso además de plantear el tema en Naciones Unidas, en el Consejo de Defensa de UNASUR y en OPANAL, por cuanto representaría una violación de los Protocolos Adicionales al Tratado de Tlatelolco. De lo contrario, la denuncia podría afectar su credibilidad.

Desde el punto de vista político y militar no existirían evidencias conocidas de que la OTAN tenga presencia militar en Malvinas.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte no habría operado nunca, como tal, en el Atlántico Sur independientemente del apoyo logístico que algunos países de la OTAN hayan prestado al Reino Unido en 1982.

Tampoco se conoce que la OTAN disponga de una base con armas nucleares en el mundo.

El arsenal nuclear de tres países de la OTAN (Estados Unidos, el Reino Unido y Francia) no es compartido como armamento de la OTAN sino que responde a sus mandos nacionales aunque, en el marco europeo, actúe como paraguas de la seguridad.

Las operaciones de la OTAN fuera de Europa han sido siempre decididas por el Consejo del Atlántico Norte. Que el Reino Unido haya incluido a los territorios de ultramar, como denomina a su colonia en Malvinas, al haber ratificado los tratados constitutivos de la Unión Europea no implica obligaciones de la OTAN sobre dichos territorios.

Tampoco sobre los que poseen otros Estados europeos en el Caribe.

El interrogante planteado por la Presidenta de Argentina, de no confirmarse, no ha sido feliz. Podría también representar una ofensa a la amplia mayoría de los Estados miembros de la OTAN que han demostrado una amistad particular con la Argentina además de apoyar, de manera consistente en el tiempo, el reclamo de soberanía argentino sobre las Islas Malvinas.

sábado, 5 de abril de 2014

Es lógico porque es nuestro Territorio

AFIP: por gastos en Malvinas no se pagará el recargo del 35%

A través de una resolución, precisó que la percepción no cuenta para viajar a las islas.
IMÁGENES

Las Malvinas son argentinas. Echegaray, hace unos días en Aeroparque, hizo una aclaración ayer/MARCELO GENLOTE

05/04/14 – Clarín

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunció ayer que no se aplicará el impuesto del 35% a las compras que realicen quienes viajen a las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, porque estos archipiélagos “integran el territorio nacional de la República Argentina”.

Clarín reveló, el año pasado, esta clara contradicción: por un lado, reclamar la soberanía del archipiélago y, por otro, cobrarle a los ciudadanos del territorio nacional este impuesto que el Gobierno impuso a quienes viajen al extranjero para contrarrestar la falta de dólares.

Mediante la Resolución General 3609, publicada ayer en el Boletín Oficial con la firma del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, se explicó que el régimen de adelanto de impuesto a las ganancias y/o bienes personales sólo se aplica a “ciertas operaciones en y con el exterior”.

Y agregó: “Las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, integran el territorio nacional de la República Argentina, y por ende el régimen de adelanto de impuesto no es de aplicación a la compra de pasajes o servicios turísticos que las tengan como destino ni a las operaciones que allí se efectúen”, se precisó.

De esta manera, los gastos en libras esterlinas que realicen los turistas argentinos en las islas con tarjetas de crédito o débito no tendrán el recargo del 35%. Este se cobraba a cualquier gasto con débito o crédito: hotelería, restaurante, compras, y extracciones en el Chartered Bank local, que en las islas es sólo por ventanilla.

En los considerandos de la norma se remarcó que “algunos operadores turísticos, compañías de transporte de pasajeros y administradoras de tarjetas de crédito, débito y/o compra, han efectuado interpretaciones ajenas al sentido de la citada norma”.

En realidad, Clarín sabe que estos últimos dichos son a medias cierto por experiencia propia de los viajes a Malvinas de cronistas y fotógrafos. Por ejemplo, cuando había que hacer el pedido de dólares para viajero ante la AFIP, Malvinas no figuraba y había que tildar el casillero Reino Unido, en la propia agencia del Estado.

Ahora, según la resolución de ayer, “la solicitud de validación fiscal de los fondos para la adquisición de moneda extranjera -billetes o cheques de viajero- para gastos de turismo y viajes a las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, se efectúa seleccionando en el campo ‘país de destino referente’ del programa ‘Consulta de Operaciones Cambiarias’ establecido mediante el Anexo VI de la Resolución General Nº 3.421, la opción ‘Argentina—- Islas Malvinas’”.

Sin embargo, en marzo del año pasado, cuando el recargo era de 20%, la propia AFIP había dicho que ese monto no se estableció por razones “geopolíticas”, sino porque las transacciones que se realizaban en las islas eran hechas en moneda extranjera.

En marzo de 2013, el organismo había deslindado su responsabilidad al señalar que “la AFIP no puede obligar a los prestadores de servicios que están instalados en las islas Malvinas a que efectúen sus operaciones en pesos”. La AFIP añadió entonces que el recargo se aplicaba a giros de divisas por parte de las agencias de viaje, por cuenta de sujetos que manifiestan capacidad contributiva.

En el medio, hubo varios proyectos para reclamar contra este impuesto. Uno fue del jefe del bloque de diputados del PRO, Federico Pinedo. Hubo hasta una campaña llamada “Con Malvinas No”, organizada por el joven Sebastián Acevedo a través de la plataforma change.org, en la que llegó a juntar, en pocas horas, el apoyo de 9.000 personas para cambiar la norma de la AFIP. Hoy llegan a 14.500 adhesiones.

viernes, 4 de abril de 2014

Inglaterra y EEUU

Londres se queja por la actitud de EE.UU. sobre las islas

Un informe oficial dice que Gran Bretaña se siente “decepcionada” por su “neutralidad”.
IMÁGENES

Argentina. La presidenta Cristina Kirchner habla en la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2012. /AP

LONDRES. ANSA, AP Y DPA - 04/04/14

Gran Bretaña se siente “decepcionada” con Estados Unidos por la falta de apoyo del Gobierno de Barack Obama que no le “otorga prioridad” al principio de autodeterminación de los habitantes de las Islas Malvinas. Estas expresiones están volcadas en un reciente informe de su Comité Parlamentario de Asuntos Exteriores.

“La negativa de la Casa Blanca de reconocer el derecho de los habitantes de las Falklands (Malvinas) es decepcionante. Es particular, especialmente por la forma en que el Reino Unido permite a Estados Unidos el uso de otros dos territorios británicos de ultramar, la Isla Ascención y Diego García, para bases militares”, sostiene el escrito de 67 páginas, que fue dado a conocer un día después de conmemorarse 32 años desde el inicio de la Guerra de Malvinas.

El Comité parlamentario dijo que, aunque el año pasado un 99,8% de los habitantes de las islas votaron en un referéndum para seguir siendo parte de los territorios británicos, Estados Unidos “sigue siendo neutral” en la disputa, principalmente para no perjudicar sus relaciones con Argentina. El documento, que en otros pasajes elogia la relación especial de Londres y Washington, criticó que el gobierno estadounidense “juega a dos puntas” por el tema Malvinas.

“EE.UU. declaró que reconoce la administración de facto de las Islas, pero no adopta una posición en lo que observa como un reclamo de soberanía”, mencionó el informe, que también recordó que Washington dijo que “apoyaría negociaciones entre el Reino Unido y la Argentina, pero la posición del gobierno británico sobre la soberanía de las Islas es clara y no hay cuestión alguna que resolver entre el Reino Unido y la Argentina”, dice el informe.

Según el periódico inglés Daily Telegraph, opositores a la administración Obama afirman que la posición actual de Washington por Malvinas ni siquiera es “neutral”, ya que pide por negociaciones entre Gran Bretaña y Argentina desafiando “el deseo claramente expresado de los isleños”.

También, Luke Coffey, ex consejero del conservador británico Liam Fox cuando éste último era ministro de Defensa, dijo que Estados Unidos claramente “abandonó su posición de neutralidad” en la disputa. “Negociar por el estatus de las Falklands (Malvinas) es la posición oficial de Argentina. En lugar de quedarse callados, bajo el liderazgo de Obama, Estados Unidos ha comenzado a apoyar los pedidos de Argentina para negociar. Este es un cambio de previas administraciones y un alejamiento de su neutralidad”, agregó Coffey.

La presidenta Cristina Fernández criticó el miércoles la militarización del Atlántico Sur, enumeró en detalle el armamento, y cuestionó aspectos de la política económica y social de Londres.

“Malvinas es la mayor base militar nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur y de sistemas de inteligencia electrónica”, dijo la mandataria en la Casa Rosada por el aniversario de la Guerra. “Sería bueno que Inglaterra se dedique menos a guerrear y más a su pueblo”, agregó Fernández, al explicar que la administración del primer ministro David Cameron gasta en la defensa de las islas 31.000 dólares anuales por cada ciudadano británico.

jueves, 3 de abril de 2014

“Operativo Cóndor”: la llegada de un grupo del PJ a las Malvinas

POR MARCELO LARRAQUY – Clarin

Un comando peronista secuestró en 1966 un avión, aterrizó, e izó la bandera argentina.
IMÁGENES

Reivindicación. La Presidenta, junto a una de las banderas llevadas a las Malvinas en 1966./PRESIDENCIA

03/04/14

Cuando las ruedas del avión Douglas DC4 se enterraron en la pista hípica de la isla Soledad en la mañana del 28 de septiembre de 1966, bastante lejos de la residencia del gobernador, el Operativo Cóndor empezaba a deshacerse.

El objetivo de máxima del comando de civiles del nacionalismo peronista -18 en total, de un promedio de 22 años- era tomar la residencia, el centro cívico y la base militar. Dardo Cabo, dirigente metalúrgico de la JP, conminó al contralmirante José Guzmán, gobernador de Tierra del Fuego, que formaba parte del pasaje, que tomara el mando de las islas; éste se negó. Entonces pisaron tierra, izaron siete banderas argentinas, reemplazaron “Puerto Stanley” por “Puerto Rivero” y cantaron el himno nacional.

Estaban rodeados de colonos, que los miraban con curiosidad (pensaban que el avión había tenido un desperfecto), y también por soldados y las Fuerzas de Autodefensa de las islas, más de un centenar de hombres. Para entonces, el grupo ya apostaba al objetivo de mínima: reclamar por la soberanía argentina de las islas y llamar la atención de la ONU , que en 1965 había llamado a Inglaterra y la Argentina a una negociación.

Cabo había organizado el operativo Cóndor con su entonces pareja María Cristina Verrier, quien legó a la presidenta Fernández de Kirchner una de las banderas que exhibió ayer. Habían ido reclutando hombres de distintas facciones de la Juventud Peronista - católicos, nacionalistas, de la resistencia- y también contaron con el apoyo del dueño del diario Crónica, Héctor Ricardo García, que había subido a la nave como un pasajero más. Apenas se supo la noticia en Buenos Aires, hubo quemas de banderas inglesas. También se incomodó al Príncipe de Edimburgo, invitado a jugar un partido de polo con la presencia del dictador Juan Carlos Onganía. Por entonces, en las islashabía oficinas de Líneas Aéreas del Estado (LADE) e YPF y existían convenidos educativos entre los isleños y el continente. Incluso, según apunta Natasha Niebieskikwiat en su libro “Kel-pers”, la primera pista de aterrizaje para aviones comerciales fue construida en 1972 con la colaboración logística argentina.

Aquella mañana de septiembre del 66, el grupo peronista logró tomar de rehén a algunos isleños y al jefe de las milicia local; los introdujo en el avión. Tras algunas horas de tensión, bajo una lluvia torrencial, intercedió el sacerdote católico de Malvinas, Rodolfo Roel, y los persuadió para iniciar una negociación.

Cabo le pidió que diera una homilía en la nave. El pasaje fue alojado en casas de isleños. A las 36 horas del aterrizaje, el comando entregó sus armas al piloto, a quien reconocieron como autoridad para dar fin al operativo, y desconocer así al mando británico. Embarcaron al día siguiente en un buque argentino y pasaron varios meses presos en Río Gallegos. Onganía los acusó de “piratería”. Perón, exiliado en Madrid, ponderó el Operativo en una carta. Los isleños ayudaron a desenterrar el avión, que volvió al continente.

El destino de aquellos jóvenes del comando fue atravesado por la violencia política argentina de los años 70. Muchos murieron asesinados en la dictadura, desaparecieron, les explotaron bombas o fueron fusilados por comandos de ultraderecha o de la guerrilla.

Una historia que supera los detalles de esta aventura y es más difícil de explicar.

Malestar

Malestar con el Gobierno de los familiares de los caídos

POR NATASHA NIEBIESKIKWIAT-Clarin
Es por cómo iniciaron la recolección de datos para identificar los restos de los soldados.
IMÁGENES

Comunión. El cardenal Mario Poli, sucesor de Bergoglio, ayer dio misa a familiares y combatientes./GUILLERMO R ADAMI

03/04/14

La Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas jugó fuerte anoche tras la misa que realizó en la Catedral metropolitana. A las puertas del templo uno de sus miembros leyó un acta propia de 1999, que considera “sacrilegio” la exhumación de los cuerpos, entre cuyas firmas de adhesión figura la del entonces gobernador de Santa Cruz, Néstor Carlos Kirchner.

Con este gesto, la Comisión quiso subrayar lo que llama “errores” del Gobierno en la forma que está buscando identificar las tumbas de los argentinos enterrados en Darwin bajo la leyenda de “Soldado argentino sólo conocido por Dios”. Cristina no invitó ayer al acto a los padres de los caídos en Malvinas aunque sí a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Allí informó que se habían tomado 65 muestras de sangre de más de 145 familias para los eventuales análisis de ADN. Hablaba de las gestiones del Ministerio de Justicia ante el Comité de la Cruz Roja Internacional (CICR), que la Comisión de Familiares salió a cruzar, cuando el kirchnerismo abrazó este tema hace dos años. Ayer, Cesar Trejo, apoderado de los familiares, comentó que lo que ellos informaron ante el CICR en su momento –y que por cierto trabó las gestiones oficiales– fue que el Gobierno había salido con una “simple nota” a “recolectar firmas de consenso” cuando lo que hace falta es un “consentimiento informado”, un protocolo formal de un largo proceso de consultas con las familias, entre las cuales, aseguró ya hay madres que han “manifestado su deseo de traer el cuerpo al continente. Y ese no es sino el máximo deseo de los británicos (y de los isleños) que usan nada más y nada menos que el término ‘repatriación’ de los cuerpos”. Trejo jugó fuerte ayer y le marcó “tres errores” a Cristina. “Llamarlos NN cuando por la ley 24652 están identificados los 649 muertos de la A a la Z. No hay vulneración de identidad ni son desaparecidos como los de la dictadura”, enfatizó Trejo para luego decir que Cristina los llama “víctimas cuando una ley los considera ‘Héroes Nacionales’”. Por otro lado, remató, “la señora presidenta dice que las familias no tenían lugar dónde rendirles, pero por ley de 2008 Darwin es considerado Lugar Histórico y Cementerio de Guerra”.

“El olvido duele más que las balas inglesas”

“El olvido duele más que las balas inglesas”

02/04/14

“Tras su manto de neblinas …” reza el primer párrafo de la Marcha de las Malvinas compuesta hace casi 75 años. Debajo de mi fría lápida no sólo siento la neblina que me envolvió desde el día que llegué a las islas, sino también la hipocresía y por encima de todo el olvido -pecado capital de muchos argentinos- que me lastiman mucho más que la bala inglesa que truncó mi vida.

A la distancia -no sólo física sino también histórica- me surge una pregunta hiriente cada vez más difícil de responder: ¿sirvió para algo mi muerte?

¿Es que tuvo sentido haber luchado por mi Patria cuando en la actualidad se libran “guerras” mucho más crueles e injustas? ¿No serán estas luchas sin banderas una consecuencia directa de la misma indiferencia que reinaba en pleno conflicto cuando muchos argentinos recién preguntaban por Malvinas después de terminados los partidos del Mundial? ¿Se están combatiendo debidamente o se las deja pasar como tantas otras, llorando y desesperándose sólo cuando las consecuencias o “efectos colaterales” tocan de cerca?

Drogas, inseguridad, trata de blancas, tráfico de órganos, desnutrición … son al parecer los nuevos “Teatros de Operaciones”. Día tras día se suman a mi ámbito personas de distintas edades y clases sociales -algunas criaturas- cuyas muertes resultarían atroces no sólo al más fogueado de mis compañeros de armas sino también al más cruel de mis enemigos de entonces. Estimados compatriotas, ¿puedo decirles algo? Sinceramente muchos de ustedes me dan vergüenza. Hace treinta y dos años que estoy aquí esperando un cambio, al menos un indicio de mejora para aquéllos que dejé y que nunca más volveré a ver. Continúo aguardando un aliciente a mi sacrificio, una razón que me permita descansar en paz.

¿Existe alguna diferencia entre los actuales gobernantes y quienes nos enviaron a la guerra? Particularmente creo que no. En Malvinas no murieron bebés mal alimentados ni madres embarazadas. No se enterraron jóvenes adictos a las drogas y los hospitales de campaña no se saturaban con casos de coma alcohólico o con víctimas de choques o incendios. “¿Quién nos habla aquí de olvido, de renuncia, de Perdón?” ... prosigue la Marcha en su parte media. Que Dios perdone no sólo a quienes intentaron salvar su pellejo a través del nuestro hace tres décadas atrás, sino también a todos aquéllos que nos ignoraron desde entonces, que hablan de los ex combatientes un día al año sin saber siquiera qué pasó y que solamente piensan en “su Patria” en ocasiones deportivas o cuando las medidas adoptadas por las autoridades que supieron conseguir afectan “su quintita”.

Enrique Polesello

EN NOMBRE DE UN SOLDADO MUERTO EN LAS ISLAS

alejandropole@yahoo.com.ar

Malvinas, una herida que sigue abierta
Hoy es 2 de abril, Día del Veterano de Guerra y de los Caídos en Malvinas: no hay nada que celebrar, mucho para recordar y debatir. Pero es feriado nacional y seguimos agitando sentimientos tan caros a los argentinos, sin revisar ese pasado. En uno de los aniversarios, el expresidente Kirchner negó que la guerra haya sido una decisión loca y suicida del Proceso.

La verdad es que los militares quisieron fugar hacia adelante de su propia crisis, recuperando de prepo Malvinas. Las cosas salieron mal. Cientos de muertos, casi todos conscriptos, mal instruidos, mal equipados, mal alimentados, mal conducidos. La economía devastada, la población engañada, el país aislado y las islas más lejos que nunca.

¿Qué debiéramos conmemorar, entonces? La sangre derramada de esos chicos. La Patria es otra cosa. Hacer Patria, en este caso, es rever esa historia y enjuiciar a los responsables de la guerra.

Ricardo Fuentes fuentesric@yahoo.com.ar

Quiero contarles que para mi papá este día es muy importante ya que hoy hace 32 años estuvo en la isla Soledad, luchando en honor a su país y por esa razón escribo. Para recordarles lo importante que es para nosotros, sus hijos y su esposa, para que sepa lo orgullosos que estamos de él.

Tenía 19 años, tan sólo seis más que yo, cuando fue con todas sus fuerzas a defender su Patria, mi Patria, nuestra Patria.

Para recordarle que lo amamos y que aunque creamos que la guerra no soluciona nada, y que sólo se pierde, seguimos estando orgullosos como estuvimos siempre y estaremos todos los días, todas las horas y todos los minutos de él resto de nuestras vidas.

Su nombre es Walter Mario Reinero ¡Es mi papá!

Sol Lucia Reinero Sollucia2@hotmail.com

Queremos recuperar Malvinas y hablamos siempre para ello de defender la “causa” Malvinas.

Causa es por definición: motivo, fundamento, razón para obrar, empresa o ideal. La “causa” está ligada así a los sentimientos, que para los argentinos están claros en relación al tema Malvinas. No hay que defenderlos. Sabemos lo que nos motiva a recuperarlas, tenemos definidos y reconocidos los fundamentos, las razones, está en nuestro ideal el que vuelvan a ser nuestras.

Ya es hora de que todos juntos, nos pongamos a pensar en serio en un “Proyecto Malvinas”. Si queremos realmente recuperarlas, asumamos (como lo hicimos aquel 2 de Abril) que Malvinas es responsabilidad de todos los argentinos y pongámonos todos a trabajar en serio en un “proyecto” porque sin esfuerzo, sin compromiso, y sin un buen plan, no habrá resultados. No hay soluciones mágicas.

Claudio Chafer c.chafer@hotmail.com.ar

EXCOMBATIENTE EN MALVINAS

Treinta y dos años atrás empezaba la guerra de Malvinas. Un Papa llamado Juan Pablo II vino a la Argentina en junio y días después nuestras tropas capitulaban en Puerto Argentino ... volvía la paz y un año después la democracia. Geográficamente las islas son nuestras, aunque el Reino Unido hace poco avaló el referéndum de los isleños decláranse asimismos británicos, bajo el derecho a la autodeterminación de los pueblos. Este 2 de abril el Papa es Francisco, un argentino y en tal condición se reunirá con la Reina Isabel II de la Gran Bretaña, tal vez un milagro pueda asegurar un avance.

Mí sueño sería compartir las islas hasta que la mayoría de la población sea argentina y la autodeterminación, como ya lo es por geografía. Honor y gloria a los caídos en Malvinas.

Juan José De Celis juanjose3800@aol.com

Malvinas: voto que afecta el reclamo

POR RICARDO KIRSCHBAUM-Clarin

ETIQUETAS

02/04/14

A 32 años del desembarco argentino en las Malvinas, que se conmemora hoy, las definiciones de la política exterior argentinaestán provocando controversias.

Hasta ahora, ni la seducción que intentó el gobierno de Carlos Menem ni el endurecimiento de estos diez años de kirchnerismo, han producido progresos en el objetivo principal de la estrategia que es la recuperación del archipiélago.

Los habitantes de las islas han declarado su deseo de seguir siendo británicos. La marcha hacia la autodeterminación sigue sin pausa pese a las protestas argentinas y el voto adverso en los organismos multilaterales. El tránsito de una colonia a un microestado, bajo el paraguas del Commonwealth, señala con cruel realismo cuál fue el resultado de la guerra de 1982.

La Argentina ha tratado de presentar la creación de una secretaría especial para las Malvinas, en la órbita de la Cancillería, como una demostración del interés nacional por las islas. Sin embargo, más allá de esa interpretación no corroborada por los hechos, pareció como una necesidad del Gobierno de darle a Daniel Filmus un lugar de alguna jerarquía luego de haber quedado fuera del Senado en octubre.

Cuando Rusia anexó la península de Crimea, se alertó por el silencio argentino sobre una cuestión vital que forma parte del reclamo por las Malvinas: la integridad territorial.

Correctamente, el Gobierno aludió rápido a la cuestión. Argentina votó en contra en el Consejo de Seguridad pero luego, tras una llamada del presidente ruso a la Presidenta, la embajadora argentina en Naciones Unidas se abstuvo de condenar a Rusia en la Asamblea General.

La abstención podría explicarse por una política en sintonía con países de la región (Brasil, sobre todo) y con el interés argentino de explorar posibles inversiones rusas en la Argentina.

Putin habrá sido muy persuasivo para convencer a Cristina de la conveniencia de no votar en contra de un acto en el que un país se quedó con una porción de otro.

Se argumenta que Crimea formaba antes parte de Rusia y que en los tiempos del deshielo stalinista pasó a manos de Ucrania. Y que Putin actuaba en nombre del interés nacional ruso.

No se sabe qué parte de la historia –la de la ex URSS o si la pragmática de Putin– prevaleció para que Argentina se abstuviera. Sea como fuere, ese voto no le hizo ningún favor a la posición argentina sobre las islas.

¿Acaso hay un cambio de estrategia? Si es así, sería bueno que se explicite porque ese acto podría significar, también, un giro de una política que hasta ahora se había sostenido como única respuesta.

Ya se sabe: en la guerra de 1982, ni la URSS ni China vetaron una resolución de la ONU que condenaba el desembarco de las tropas y la recuperación de Malvinas.

Avanza el plan para identificar soldados sepultados como NN

Jueves 03 de abril de 2014 | Publicado en edición impresa

Aniversario de la guerra / La memoria de los caídos

 

Política

El gobierno cuenta con 60 muestras genéticas de familiares y trabaja con la asistencia de la Cruz Roja, pero una asociación de veteranos plantea objecione

Por Aurelio Tomás | LA NACION En Ushuaia se exhiben cruces que hasta 2009 permanecieron sobre las tumbas de los soldados argentinos en Malvinas. Foto: LA NACION / Justo Sanz

"Cuando nació mi hijo, yo le di un nombre y un apellido. En 1982, él viajó a Malvinas con 20 años, como soldado de la Compañía de Ingenieros 601. Y aún tenía un nombre. Hoy no lo tiene y quiero que lo vuelva a tener", explicó ayer, conmovida, Raquel García. Su hijo, Daniel Alberto Ugalde, falleció en combate durante el último día de batalla en las islas, el 14 de junio, horas antes de que el gobernador militar de las islas , Mario Benjamín Menéndez, firmara la rendición de las fuerzas argentinas con el general británico Jeremy Moore.

García cree que su hijo está en una de las 123 tumbas del cementerio de Darwin, sobre un total de 237, con la inscripción "soldado sólo conocido por Dios". Durante su discurso, la presidenta Cristina Kirchner se refirió ayer a la iniciativa que, junto a familiares y ex combatientes, logró impulsar García, para que se puedan identificar los restos de los soldados enterrados desde 1983 en esa necrópolis.

Tras participar en la tarde de ayer del acto en la Casa Rosada, García, de 79 años, explicó a LA NACION: "Espero que Dios me dé tiempo para vivir el día en que mi hijo vuelva a tener nombre".

Por intermedio de la periodista Gabriela Cossifi, de la revista Gente, y del músico británico Roger Waters, el proyecto llegó a manos de la Presidenta en marzo de 2012. Durante un acto en Ushuaia el 2 de abril de ese año, la mandataria anunció que solicitaría la intermediación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para realizar la identificación en Malvinas.

La iniciativa había nacido en 2008 a través de la fundación No Me Olvides, que crearon los veteranos de guerra Julio Aro, José María Raschia y José Luis Capurro tras una visita al Reino Unido. En junio de 2012, Aro y Raschia, junto a la madre del soldado Ugalde y Sonia Carcamo (madre de José Ortega, caído en Malvinas), viajaron junto a la Presidenta al Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

"Nosotros estamos muy conformes con el trabajo que está haciendo el Gobierno en este tema, esperamos que pronto se pueda ir a las islas para comenzar con los trabajos", explicó Aro a LA NACION tras el discurso de la Presidenta de ayer.

El proyecto quedó a cargo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, que, mediante un convenio con el CICR, comenzó a recavar la información genética necesaria para la identificación con un comité integrado por el Equipo Argentino de Antropología Forense, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Desarrollo Social.

Un vocero de la cartera de Justicia indicó ayer a LA NACION que "más de 100 familias ya dieron su consentimiento y hay más de 60 perfiles genéticos en el banco". Además, explicó que "el objetivo es llegar a las islas con el mayor número de muestras posible en el banco, para agilizar el trabajo sobre los restos de los caídos".

Reclamo

Sin cuestionar el derecho que tienen otros familiares y veteranos de trabajar por la identificación, la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur presentó objeciones al discurso de ayer de la jefa del Estado y las acciones que lleva adelante el Gobierno para conseguir el consentimiento de los familiares.

"No nos oponemos, pero las cosas hay que hacerlas bien: se debe cumplir el protocolo internacional que define, de forma precisa, la modalidad que debe tener la entrevista en la cual se solicita el consentimiento informado. Durante meses el Gobierno, con la intención de apurar el proyecto, realizó entrevistas con familiares sin cumplir ninguna de estas reglas", explicó a LA NACION César Trejo, presidente de la Comisión.

Sin embargo, aclaró: "Nos da confianza la participación del CICR, porque no va a regalar su reputación".

Otro punto al que se opone este grupo de veteranos y familiares es la comparación con los desaparecidos que realizó la Presidenta. "Presenta como víctimas a héroes de guerra, caídos frente a un enemigo histórico, reconocidos como tales por distintas leyes", indicó Trejo.

Según esta organización, "hay una intencionalidad británica de desarmar el cementerio que puede aprovechar esta iniciativa y ya hay al menos un familiar que está reclamando el regreso de los restos de su marido, que preferimos no nombrar por respeto

Aniversario de la guerra

Jueves 03 de abril de 2014 | Publicado en edición impresa

La Presidenta criticó a Gran Bretaña como nunca por las Malvinas

Política

Por Mariano Obarrio | LA NACION 3 de Abril de 2014

Twitter: @marianoobarrio    |  

 

Cristina durante su discurso, acompañada por Boudou. Foto: LA NACION / Maximiliano Amena

El acto por los 32 años del desembarco argentino en las islas Malvinas se transformó ayer en el escenario de uno de los más duros discursos pronunciados por la presidenta Cristina Kirchner contra Gran Bretaña. No sólo criticó la militarización del Atlántico sur y enumeró en detalle el armamento, sino que, además, cuestionó aspectos de la política económica y social de Londres.

"Malvinas es la mayor base militar nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur y de sistemas de inteligencia electrónica", dijo en el mensaje que brindó en la Casa Rosada.

La referencia a Malvinas como base de la OTAN buscó exhibir la ocupación de las islas como parte de un interés estratégico no sólo de Londres, sino también de su principal aliado militar, los Estados Unidos.

La mandataria remató ese duro ataque con un irónico consejo político al gobierno británico: "Sería bueno que Inglaterra se dedique menos a guerrear y más a su pueblo".

Para ello explicó que la administración del primer ministro David Cameron gasta en la defensa de las islas 31.000 dólares anuales por cada ciudadano británico. Y en lo que pareció una intromisión en la política económica de Londres lo cuestionó por tener "un 20% de jóvenes desocupados".

Para emitir su mensaje, Cristina usó la cadena nacional por octava vez en el año y por tercera vez en una semana: lo había hecho el jueves y el lunes pasados.

Quizás la clave de su mensaje respecto de la OTAN la dio cuando dijo: "Constituye la mayor base militar nuclear al sur del paralelo 50 grados sur. Desde Malvinas se maneja todo el despliegue militar británico -ma non troppo, diría yo (en referencia a los EE.UU.)- del Atlántico Sur, y también los sistemas de inteligencia electrónica".

Además, la mandataria reiteró su reclamo a Gran Bretaña para que acepte la resolución de las Naciones Unidas (ONU) que ordena a ambos países sentarse dialogar sobre la soberanía sobre las islas Malvinas y expresó su "infinita confianza" en que tarde o temprano la Argentina recuperará el archipiélago.

"El gobierno inglés no desglosa en su presupuesto los gastos destinados a Malvinas. Es lógico para un gobierno que está en todos los frentes y siempre está del lado agresor", denuncio la Presidenta. "Es una pena porque hay un 20% de jóvenes desocupados. Sería bueno que Inglaterra se dedique menos a guerrear y más a su pueblo."

Además contrapuso que "el gasto militar por cada uno de los ingleses para mantener lo que tienen en Malvinas es de 31.000 dólares al año, una base a más de 13.000 kilómetros, en donde solamente están la Antártida y el Cono Sur".

La Casa Rosada abrió sus puertas a los jóvenes militantes de La Cámpora, que se ubicaron en los patios Islas Malvinas y de las Palmeras, y en la Galería de los Patriotas.

La Presidenta aprovechó el acto en el patio Islas Malvinas para colocar una de las banderas utilizadas en el Operativo Cóndor, que la Presidenta reivindicó. Además, presentó un nuevo billete conmemorativo de 50 pesos que contiene el contorno del mapa de las Malvinas.

El Operativo Cóndor ocurrió en 1966 cuando 18 militantes peronistas y nacionalistas, dirigidos por Dardo Cabo, secuestraron un avión de Aerolíneas Argentinas y lo desviaron hacia las islas para colocar allí siete banderas argentinas.

Rodeada de todo su gabinete, intendentes, gobernadores y el vicepresidente Amado Boudou, la Presidenta reiteró su protesta por "el uso y el abuso de nuestros recursos naturales que son tomados indiscriminadamente".

El reclamo no cayó en el mejor contexto. Por orden de Cristina Kirchner, la Argentina había votado hace semanas en la ONU en contra de la anexión de Crimea por parte de Rusia, pero el jueves último se abstuvo y favoreció a Moscú, lo que podría debilitar los argumentos argentinos sobre la soberanía en Malvinas.

Pero ella puso ayer el acento en el aspecto militar. "La verdad sobre Malvinas es que constituye la base militar nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur. Ésta es la verdad que no pueden seguir ocultando", aseguró. "Nuestro mensaje no sólo es de soberanía, sino también de paz", agregó. "Las islas Malvinas se encuentran entre los territorios más militarizados del mundo", consideró.

Sin precisar la fuente de su información, aseguró que allí hay "entre 1500 y 2000 efectivos militares", con una "población de apenas 3000 personas: poco más de 1000 nacidos en las islas". El resto, señaló, "son todos militares que rotan permanentemente entre el Reino Unido y aquí".

Describió además la composición de la base militar. Enumeró un patrullero, un buque de apoyo, un buque de investigación, un submarino nuclear, un rompehielos, una fragata tipo 23, un centro de comando y control y una base de inteligencia electrónica que permite monitorear el tráfico naval y aéreo de la región, entre otras cosas.

"Como verán, un inmenso despliegue militar violatorio de la política de desnuclearización del Acuerdo de Tlatelolco", dijo Cristina.

La jefa del Estado también renovó el pedido de identificación de 123 cuerpos no identificados de argentinos que murieron en las islas durante la guerra de 1982 y dijo que la mayoría de los ingleses están en "desacuerdo" con mantener el enclave en Malvinas.

"Y ya lo ve, y ya lo ve, el que no salta, es un inglés", cantaban los militantes. Tras su discurso, Cristina hizo sendas arengas a los militantes del Patio de las Palmeras y de la Galería de los Patriotas..

miércoles, 2 de abril de 2014

Billete Conmemorativo

Emitirán un nuevo billete de $50 en homenaje a las Islas Malvinas

Lo anunciaron en la previa de la cadena nacional que encabezó la presidente Cristina Kirchner. Lleva impresos varios símbolos alusivos a la soberanía

Crédito: Télam

http://www.infobae.com/2014/04/02/1554494-emitiran-un-nuevo-billete-50-homenaje-las-islas-malvinas

La presidenta Cristina Kirchner descubrió este mediodía un nuevo billete conmemorativo de la Guerra de Malvinas, en homenaje a los combatientes.

En un acto realizado en la Casa Rosada, la mandataria presentó el modelo y agradeció "a todos aquellos que dejaron su vida por la patria" durante el conflicto bélico contra Reino Unido, en el 32 aniversario.

Se trata de un "acto de reivindicación histórico, social y político de nuestros derechos soberanos", se explicó durante el evento que se llevó a cabo este mediodía.

La mandataria describió que la ilustración del nuevo billete contempla a Puerto Deseado, "una ciudad maravillosa en la provincia de Santa Cruz". En el reverso puede verse la figura del Gaucho Rivero, un peón de campo nacido en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, quien lideró un alzamiento en las Islas Malvinas en 1833. Además hay unapequeña isla con cormoranes, típica ave de las costas atlánticas.

"Es la historia, es la biología, es la dignidad la que reconoce la soberanía sobre esos territorios. Los cormoranes no llegan a Londres, no vuelan sobre el Támesis, vuelvan sobre Puerto Deseado y llegan al norte de América del Sur", destacó la jefa de Estado.

Según se informó en el acto, la mandataria instruyó a la Casa de la Moneda y al Banco Central de la República Argentina (BCRA) para que en los próximos seis meses materialicen el billete, que constituirá  un "reclamo pacífico en un elemento soberano por naturaleza como lo es el billete de curso legal"

2 de Abril

Cristina Kirchner: "Sería bueno que Inglaterra se dedique menos a guerrear y más a su pueblo"

Política

La Presidenta encabezó el homenaje a los caídos en Malvinas con duras críticas a Londres; recordó el "Operativo Cóndor" y anunció el lanzamiento de un billete de $ 50 conmemorativo

 

Cristina Kirchner encabeza el acto a 32 años de la guerra de Malvinas. Foto: Télam

Cuando se cumplen 32 años del inicio de la guerra de Malvinas, la presidenta Cristina Kirchner aprovechó el acto oficial en la Casa Rosada para lanzar duros cuestionamientos al gobierno de Gran Bretaña, al afirmar que "sería bueno que se dediquen menos a guerrear y más a su pueblo".

Por cadena nacional, la jefa de Estado volvió a exigirle al Reino Unido que respete la resolución de las Naciones Unidas que ordena dialogar sobre la soberanía de las islas y anunció el lanzamiento de una partida de billetes de $ 50 en conmemoración a la gesta. Antes de su discurso, exhibió una bandera izada en Malvinas durante 36 horas en 1966. Fue en el conocido Operativo Cóndor, cuando un avión de Aerolíneas Argentinas, que había sido desviado por un grupo de militantes peronistas, aterrizó en el archipiélago.

La jefa de Estado también renovó el pedido de identificación de 123 cuerpos NN, argentinos que murieron en las islas. "Hay una obligación moral y patriótica para honrar la memoria de los héroes", señaló.

"La verdad sobre Malvinas es que constituye la base militar nuclear de la OTAN en el Atlántico Sur", afirmó Cristina este mediodía, en un discurso de fuerte confrontación con Londres. La acompañaron veteranos de la guerra y todos los miembros de su gabinete, además de legisladores y dirigentes cercanos al kirchnerismo, como Hebe de Bonafini y Estela de Carlotto.

"El gobierno inglés no desglosa en su presupuesto los gastos destinados a Malvinas. Es lógico para un gobierno que está en todos los frentes y siempre está del lado agresor", dijo en sus primeras palabras la mandataria, y arremetió contra la administración de David Cameron : "Eso es una pena porque hay un 20 por ciento de jóvenes desocupados. Sería bueno que Inglaterra se dedique menos a guerrear y más a su pueblo".

Cristina detalló la base militar inglesa en el archipiélago -dijo que "tienen misiles capaces de alcanzar gran parte del cono sur, hasta Ecuador, inclusive"- y exhortó a Gran Bretaña a respetar la resolución de la Naciones Unidas. "No ha habido foro internacional que no se pronuncie a favor de aceptar la resolución de la ONU que dice apenas que Inglaterra se siente a dialogar sobre la cuestión de la soberanía sobre las islas Malvinas con la Argentina. ¿A quién quieren convencer de que si no cumplen ese mínimo acuerdo van a respetar cualquier otro acuerdo o derecho de alguna nación?", reclamó..

Fuente: www.lanacion.com

 

649 Vidas

Hace 32 años estaban vivos. Tenían familias, amigos, novias, esposas, hijos. Tenían planes para el año siguiente, y para el otro. Tenían esperanzas de lo que lograrían ser, sentían que eran ricos en días, como lo sienten todos los jóvenes. Pero la historia tenía un plan distinto para ellos. Fue implacable. Les cobró muy caro haber estado ahí.
Algunos están sepultados debajo de cruces blancas. Otros están en el fondo del mar, perdidos para siempre, trayendo más dolor al dolor de la muerte, si eso es posible.
Cada persona que muere por su país es un héroe. Dio todo lo que era. Entonces no alcanza con recordarlos. No alcanzan las ceremonias. No alcanzan las bandas con trompetas.
No alcanzan los discursos, los feriados, las banderas, las escarapelas, los actos escolares, ni los militares. Nada alcanza.
Silencio y respeto por todos ellos, por cada familia que hoy tiene una foto donde antes había un hombre. Silencio y respeto por los heridos, por los que combatieron y regresaron, héroes también.
Nunca los olvidaremos. Nunca renunciaremos. Y tarde o temprano pisaremos en paz nuestras islas. Ese día que nos espera, pasearemos serenos por las tierras australes, mientras nuestro corazón irá nombrando a nuestros muertos al ver cada bahía, cada fiordo, cerro, monte, a todos los arroyos. Pero nada será suficiente para devolverles la vida.
Nuestra deuda es total.
Mauricio Macri

CONMEMORACIÓN

 

Guerra de Malvinas: memoria, soberanía y libertad

El 2 de abril se conmemora el "Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas" para homenajear a los héroes que combatieron en el conflicto bélico del Atlántico Sur en 1982, una nueva oportunidad para reivindicar la memoria, la soberanía y la libertad.

La Guerra de Malvinas fue un último intento del régimen militar de revitalizarse ante el desastre económico y social generado por el proyecto instaurado en 1976, y frente a las denuncias de violaciones a los derechos humanos que se hacían escuchar en el exterior.
La Guerra de Malvinas fue un "manotazo de ahogado" que duró del 2 de abril hasta el 14 de junio y costó la vida de 649 personas -entre ellos oficiales, suboficiales y jóvenes de 18 años que cumplían el servicio militar-, y mutilaciones y heridas a casi 1.300, además de secuelas psicológicas que llevaron al suicidio a más de 350 ex combatientes.
El 2 de abril de 1982 los argentinos se despertaron con la noticia de que las Islas Malvinas, aquel pedazo de tierra alejado al sur del país, habían sido recuperadas por un sorpresivo desembarco de tropas del ejército, como muestra de soberanía.
El gobierno inglés al mando de Margaret Thatcher reaccionó enviando hacia las islas un ejército superior en número y equipamiento y a partir de ese momento, comenzó una cruenta batalla en mar y tierra.
Dos meses y medio después, el 14 de junio, la guerra finalizó con la rendición de las tropas argentinas.

La Guerra de Malvinas fue un último intento del régimen militar de revitalizarse ante el desastre económico y social generado por el proyecto instaurado en 1976
La derrota precipitó la caída de la dictadura que meses más tarde llamó a elecciones y el 30 de octubre de 1983 se realizaban comicios democráticos luego de siete años de oscuridad.
Desde 2003, el Gobierno considera la "Cuestión Malvinas" y el reclamo de soberanía sobre las islas como una política de Estado y, en ese sentido, privilegia la búsqueda de la reanudación de las negociaciones con el Reino Unido, a fin de lograr una solución pacífica a la disputa.
El 25 de enero de 2012, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció la conformación de una comisión para la reapertura y el conocimiento público del "Informe Rattenbach", un documento confeccionado en 1982 cuya finalidad era analizar y evaluar el desempeño de las Fuerzas Armadas durante la Guerra de las Malvinas.
El 22 de marzo de 2012, se oficializó la entrega del informe a las autoridades nacionales y posteriormente fue publicado y difundido. El texto desclasificado es exactamente el que fue revelado dos décadas atrás, sin recortes, sin censuras ni agregados porque como lo expresó la Presidenta en esa opurtunidad "los argentinos, la historia, los muertos, sus familiares y el pueblo nos debíamos la verdad acerca de lo que había sucedido y, además, que esa verdad fuera reconocida por la Argentina y por el mundo".
De esta manera, el Gobierno nacional impulsa la memoria y el honor para quienes lucharon en el frente de batalla y renueva su pedido ante el gobierno británico para que acate las resoluciones de las Naciones Unidas e inicie un proceso de diálogo con la Argentina sobre la soberanía.
Porque la soberanía sobre esos territorios constituye un derecho irrenunciable e indeclinable del pueblo argentino.
El conflicto de Malvinas no solo ayudó a la caída de la dictadura cívico-militar, sino que marcó a toda una generación que luchó por la soberanía nacional.
Como dijo Daniel Kon, autor del libro "Los chicos de la Guerra", "Nuestros hijos fueron enviados a un lucha que no eligieron, decidida por un gobierno que no eligieron, para la cual no estaban preparados. El conscripto es un ciudadano que interrumpe sus estudios, sus trabajos, para cumplir con su servicio militar obligatorio. El no elegió la guerra".

notas relacionadas

Guerra de Malvinas: memoria, soberanía y libertad

Visitas a Colombia, Panamá y Uruguay en favor de la posición argentina en Malvinas

Carmona dijo que el Papa preguntó por Malvinas antes de recibir a la Reina de Inglaterra

Richard Gott: "La historia de Malvinas es poco estudiada en el Reino Unido"

Filmus: "El interés británico por Malvinas es 100% económico"

Malvinas, bastión militar del Reino Unido en una región de paz

martes, 1 de abril de 2014

Kelpers

Giro oficial: el Gobierno bajó la intensidad de la crítica a los kelpers

POR NATASHA NIEBIESKIKWIAT-Clarin
Centra su estrategia en buscar más condenas a la negativa del Reino Unido a negociar la soberanía.

01/04/14-Clarin

En un año de menos actividades oficiales por el Día de los Veteranos y los Caídos en la Guerra de Malvinas, el Gobierno inició un nuevo juego político de doble tenor discursivo. Por un lado, dejó de lado la virulencia hacia los kelpers, que lejos de arrojar frutos los ha crispado como no ocurría desde la guerra de 1982. Y con la creación sobre el fin de año de la llamada Secretaría de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, que maneja Daniel Filmus, elevó la categoría del reclamo de soberanía. El organismo se manejará en tres ejes: el trabajo diplomático para incrementar las adhesiones al llamado a negociar las islas que desoye el Reino Unido; el trabajo sobre los aspectos económicos como pesca y petróleo, y el trabajo con las provincias. Filmus, el canciller Héctor Timerman y el diputado Julián Domínguez inaugurarán en el Congreso una muestra de fotos.

Por el otro lado, mañana la presidenta Cristina Kirchner recordará la invasión militar del archipiélago del 2 de abril que sectores de su gobierno siguen llamando “gesta” con un homenaje al controverdio Operativo Cóndor, de septiembre de 1966. Se trata del secuestro de un avión de Aerolíneas Argentinas que en su camino a Río Gallegos fue desviado a las islas. Cristina descubrirá siete banderas emulando a las siete que clavaron aquellos jóvenes peronistas al aterrizar en las islas, ante la temerosa mirada de los isleños, muchos de los cuales no habían visto antes ni siquiera un avión semejante.

Ahora, el fracaso de los modos kirchneristas y los del su canciller Timerman para tratar con las longevas estrategias británicas sobre el autoconsiderado Territorio de Ultramar, encuentra a Filmus haciendo un trabajo de hormiga interno y externo. El ex senador ahora busca contactos con entidades no necesariamente afines al gobierno como el Consejo Argentino de Relaciones Internacionales para hacer actividades conjuntas.

Por otro lado, el inicio del pontificado de Francisco, generó una avalancha de pedidos al jefe del Vaticano por Malvinas. Lo hizo la misma Cristina cuando hace un año le pidió a Francisco “mediación”. Al Papa lo fueron a ver ex combatientes. Y también Filmus. Jorge Bergoglio nunca ocultó que es “malvinero”. De hecho, siendo cardenal, dijo que las Malvinas son argentinas. En su momento David Cameron, el premier británico, dijo que disentía con él “respetuosamente”.

Pero ahora Francisco es Papa. “El Vaticano nos ha expresado con claridad y reiterado en los últimos días que su postura de neutralidad de larga data en este tema se mantiene vigente”, afirmaron a Clarínfuentes del Foreign Office. Este jueves, Francisco recibirá a la Reina Isabel, en otro hecho histórico y sobre el que los funcionarios argentinos generaron grandes expectativas, difíciles de satisfacer.

domingo, 30 de marzo de 2014

Puerto Flotante

Instalan en Malvinas un puerto flotante para buscar petróleo

PROVINCIA | 29 DE MARZO DE 2014, 20:09

http://www.radiofueguina.com/index.php/2014/03/29/instalan-en-malvinas-un-puerto-flotante-para-buscar-petroleo/

Llegó a las Malvinas un nuevo puerto flotante para la explotación de crudo y gas a futuro. El puerto fue adquirido por la empresa estadounidense Nobel Energy que realiza exploraciones hidrocarburíferas en las islas del sur argentino.

0000061989

El puerto flotante es denominado “Noble Frontier” y estaba siendo utilizado en New Orleands, EEUU, hasta Febrero.

La empresa Nobel Energy está radicada en Houston, Texas, y tiene las licencias para explorar en las aguas de Malvinas luego de adquirirlas a Falklands Oil and Gas LTD, es decir, una suerte de privatización o tercerizacion de la extracción, por parte del Consejo Ejecutivo de Malvinas y su gobernador.

Las exploraciones de hidrocarburos se reiniciaron en la islas en el 2010 y llevaron a una tensión más grande entre el Reino Unido y Argentina. Cristina Fernández amenazó con iniciar juicios e impedirles realizar actividades en Argentina a los ejecutivos de las empresas.

viernes, 21 de marzo de 2014

Crimea, Malvinas y la guerra fría

POR RICARDO KIRSCHBAUM – Clarin

ETIQUETAS

21/03/14

La anexión de Crimea por Rusia ha despertado una muy fuerte polémica sobre la legitimidad del apoderamiento de una parte del territorio de Ucrania. El premier Vladimir Putin, envuelto en la bandera de la emoción nacionalista, ha dicho el martes que “después de un largo viaje por el mar, Crimea y Sebastopol han vuelto a su puerto, a sus playas, a Rusia”. Entre la música que sonaba en la Plaza Roja, se destacaba una antigua canción soviética: “Vals de Sebastopol”. Putin recordó que Crimea fue amputada de Rusia en 1954, durante el gobierno de Nikita Kruschev en la ex URSS. También se acordó de las guerras del siglo XIX en Crimea (contra británicos, franceses y turcos) y de la enconada resistencia contra la invasión nazi.

Las crónicas que describen ese acto en Moscú hablan de un Putin exultante pero además desafiante. La retaliación rusa al intento de la Unión Europea (y de la OTAN) de avanzar en un acuerdo con Ucrania disparó la operación. Los rusos no podían tolerar, por razones de seguridad nacional, que la alianza militar atlántica que encabeza EE.UU. husmeara sus fronteras.

Este es un aspecto de la situación. Nadie habla, aún, del retorno de la guerra fría pero es indiscutible que Crimea significa el ingreso a una nueva fase en la disputa del poder mundial. Este desafío al orden establecido luego del colapso soviético de los años 90 implica, claramente, que para Putin la era de una sola superpotencia (Estados Unidos) ha concluido.

Su afirmación sobre que tanto Washington como sus aliados cruzaron la “línea roja” al derrocar al gobierno pro ruso en Ucrania se añade a su advertencia a los “rusofóbicos y neo nazis” de intentar agitar dentro de Rusia contra su gobierno.

Si se estudia el lenguaje utilizado por Putin en ese discurso se pueden encontrar similitudes con discursos del tiempo soviético, impregnado por una fuerte impronta nacionalista.

Argentina ha votado en contra de Rusia en el Consejo de Seguridad de la ONU. La Presidenta reivindicó la integridad territorial, clave en el reclamo argentino por las islas Malvinas. Y ha mencionado, con justeza, que el referéndum en las Malvinas no ha sido condenado por aquellos que sí criticaron el realizado en Crimea.

En abril de 1982, después del desembarco argentino en Malvinas, Moscú no vetó la resolución 502 de la ONU que pedía el retiro de las tropas argentinas. “Los husos horarios no nos favorecen”, le dijo el entonces embajador de la URSS a un atribulado Nicanor Costa Méndez que le pidió el veto. Luego, Moscú dio apoyo de inteligencia a las tropas de Galtieri pero respetó la bipolaridad de entonces: la guerra británico-argentino se libraba en el área de influencia de Washington.

Eso no estuvo en discusión a pesar del esfuerzo por mostrar a Moscú como aliado.

Eran todavía tiempos de guerra fría.

miércoles, 19 de marzo de 2014

Ucrania

Ucrania no queda lejos de Malvinas

POR ATILIO MOLTENI EX EMBAJADOR EN ISRAEL

18/03/14 – CLARIN

La crisis sobre Crimea se ha convertido en el mayor enfrentamiento entre Rusia y Occidente desde el fin de la Guerra Fría pues condiciona la orientación política futura de Ucrania. Comenzó el mes pasado cuando el gobierno pro ruso y corrupto del presidente Yanukovich fue derrocado por un levantamiento popular y se agravó por la ocupación militar de Crimea y los intentos del presidente Putin de separarla del resto de Ucrania.

Esta alternativa fue endosada por el Parlamento regional y se convocó a un referéndum, cuyo resultado estuvo sujeto al hecho de que la secesión es apoyada por el 60% de la población étnicamente rusa y debido a que la península fue parte de Rusia desde el siglo XVII hasta 1954, cuando Kruschev la cedió a Ucrania.

Rusia no quiere ver a Ucrania formando parte de la Unión Europea ni de la OTAN, mientras que las acciones rusas preocupan a los Estados que fueron parte de la Unión Soviética(que temen ser objeto de otros intentos similares) y motivó la reacción política de los Estados Unidos y de la Unión Europea que han anunciado sanciones ante las amenazas a la integridad territorial de Ucrania.

Una solución de compromiso sería otorgar a Crimea un estatus semiautónomo que fuera aceptado por Kiev y Moscú pero, por el momento, las acciones del presidente Putin no parecen orientadas a una solución diplomática. Concluido el referéndum, Moscú va a tener diferentes alternativas que van desde anexar este territorio o reconocer a Crimea como un territorio extranjero independiente. Sin embargo, en los últimos años la posición europea sostiene que las minorías étnicas no tienen el derecho a la separación unilateral, y ha sido compartida por Rusia en relación a territorios bajo su jurisdicción donde existen problemas similares, como Chechenia y Daguestán. En el año 2008 y después de un largo proceso la única excepción en Europa ha sido Kosovo, que se explica por la limpieza étnica de su población que llevó adelante Serbia.

La importancia que la comunidad internacional otorga en este caso al principio de la integridad territorial debe contar con el apoyo de la República Argentina, por las razones esgrimidas por Ucrania y por la relación de este concepto fundamental con la cuestión Malvinas, donde constituye la base del reclamo argentino, donde no existe un pueblo, conforme a la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General de las Naciones Unidas, sino una población cuyos intereses deben tenerse en cuenta. Sin embargo, a diferencia de su posición crítica de las acciones de Rusia en Crimea, en nuestro caso el Reino Unido no reconoce a Argentina su integridad territorial y sostiene que no tiene nada que negociar, a menos que los isleños estén dispuestos a hacerlo.

Crimea

Cristina comparó el plebiscito en Crimea con el de Malvinas

Condenó a las potencias por adoptar una posición distinta en Ucrania y con el referéndum kelper realizado en 2013.

RELACIONADAS
MÁS

ETIQUETAS

18/03/14-CLARIN

Tras la reunión con el papa Francisco en el Vaticano, la presidenta Cristina Kirchner se refirió al conflicto con Gran Bretaña por Malvinas y su paralelismo con el referéndum del domingo por el cual la región de ucraniana de Crimea aprobó unirse a Rusia.

“Hoy la conflictividad en la Argentina está dada por el doble estándar. Ahora todas las potencias votan a favor de la autodeterminación de los pueblos. No se pueden presentar como garantes del mundo. Si el que hace el plebiscito es Crimea está mal, pero si son los kelpers está bien. No resiste el menor análisis”, aseguró la Presidenta. Cristina Kirchner se refería al plebiscito –no reconocido por la ONU– que se llevó a cabo los días 10 y 11 de marzo de 2013, en el cual a los habitantes de Malvinas se les preguntó si querían que el archipiélago continuara bajo administración británica, en razón del pedido de la Argentina para negociar la devolución de la soberanía de las islas.

El 99,83% votó a favor de seguir como hasta ahora.

El sábado, Argentina apoyó en el Consejo de Seguridad de la ONU el proyecto de resolución presentado por EE.UU. contra el referéndum en Crimea, con la esperanza de que contribuya a lograr una solución política a la crisis en Ucrania, para lo que pidió un compromiso de todas las partes.

La embajadora, María Cristina Perceval, dijo al inicio de su intervención ante el Consejo que Argentina “ha acompañado el proyecto de resolución porque reafirma la primacía del principio de la integridad territorial y con la esperanza de que este proyecto pueda contribuir a fomentar un diálogo constructivo dentro de Ucrania”, añadió. Argentina, señaló Perceval, espera “que todas las partes ucranianas se abstengan de llevar adelante actos unilaterales que dificulten el diálogo o alejen las posibilidades de una solución pacífica y negociada”. Al mismo tiempo, consideró que “corresponde a los ucranianos el manejo de sus asuntos internos y la interpretación de esos actos”, y aseguró que “al Consejo de Seguridad no es a quien le corresponde definir esta situación.

“Nuestra responsabilidad es defender la paz y la seguridad internacionales”, recordó Perceval, que llamó a todos los países a respetar el principio de no injerencia y la legalidad internacional. Argentina votó junto a la mayoría del Consejo de Seguridad a favorde un texto presentado por Washington, que fue vetado por Rusia y ante el que China se abstuvo. La resolución declaraba que el referéndum en Crimea “no puede tener validez y no puede servir de base para ninguna alteración del estatus” de la región, dado que Ucrania “no lo ha autorizado”

viernes, 14 de marzo de 2014

Murió un argentino en un accidente en Malvinas

14/03/14 -  Clarin

El secretario adjunto de la Asociación del Personal Legislativo (APL), Gustavo Antelo, falleció ayer durante un accidente en las Islas Malvinas, mientras que el titular del gremio, Norberto Di Próspero, y otras dos personas resultaron heridas.

El siniestro se produjo cuando el vehículo en el que se transportaba una comitiva de la APL y de ex combatientes de la guerra, desde el cementerio de Darwin hasta Puerto Argentino, perdió el control en el camino de ripio y se despistó.

Según supo, Di Próspero sufrió una fractura de costilla, mientras que otros de los heridos son el secretario de Organización y Movilización del gremio, Fabián Zaccardi, quien recibió golpes en los brazos; y el hijo de Di Próspero, Facundo, quien padeció el desplazamiento de clavícula.

“El día de hoy se produjo un accidente automovilístico sufrido por integrantes de la comitiva compuesta por miembros de la Comisión Directiva de nuestro gremio y de la Subcomisión de Ex Combatientes que visitan las Islas Malvinas”, informó la APL a través de un comunicado.

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, expresó su “más profundo” dolor por el fallecimiento de Antelo. Domínguez “se acercó a la sede de APL para solidarizarse con los integrantes del gremio.

jueves, 6 de marzo de 2014

Es hora de recrear los vínculos con el Reino Unido

POR ROBERTO GARCÍA MORITÁN EX VICECANCILLER

06/03/14 – Clarin

El Reino Unido ha vuelto a designar a un diplomático de carrera como gobernador de las Islas Malvinas y Comisionado en las islas Georgias del Sur y Sándwich del Sur. El embajador Colin Roberts, con habilidades probadas en temas políticamente sensibles, pone en evidencia el grado de seguimiento de la Cancillería Británica en el archipiélago en disputa con la Argentina. Es, a la vez, una señal política a tener en cuenta.

El hecho que la última función diplomática de Roberts fuera la de Director de Europa Central y Asia Central, es un elemento que destaca la importancia profesional, como que haya sido hasta el 2012, Director de los Territorios de Ultramar.

Asimismo, transmite la impresión de que el cargo de gobernador no es simplemente representativo. La mayor autonomía de las Islas no abarca la política exterior ni visiones geoestratégicas.

Ese papel es exclusivo de Londres, como lo demostró la reciente visita a Malvinas del Secretario de Estado para América Latina, Hugo Swire.

Todo indicaría que el Reino Unido tendría la intención de iniciar una política renovada con relación a Malvinas como más activa, para compensar la acción diplomática multilateral de la Argentina. Una cuestión que, de confirmarse, tampoco debe pasar desapercibida.

La duda es si no es también una señal en el sentido que l a confrontación por la confrontación misma en el Atlántico Sur debe encontrar un curso de acción más diplomático. Si fuera el caso, debería ser aprovechado por Buenos Aires y retomar, como se hiciera en distintos momentos de la historia diplomática argentina, una estrategia más perseverante directamente con el Reino Unido.

Es hora que la Argentina cambie de táctica diplomática e intente recrear un vínculo aun cuando no sea formalmente un diálogo o una negociación. En nada afectaría sus derechos.

Existen ámbitos diversos, que no comprometen las respectivas posiciones políticas, que podrían ser aprovechados de manera más edificante. También sería oportuno ejecutar una diplomacia silenciosa que evite agravios para poder explorar el tejido de temas sustantivos sin alterar ánimos o provocar ofensas. La lista temática del acuerdo de Madrid de 1989 puede servir de ejemplo.

A pocas semanas de un nuevo aniversario de la recuperación de las Islas Malvinas, 32 años, como de la entrevista entre Francisco y la Reina Isabel II, un acercamiento concreto con el Reino Unido parece más que necesario. También intentar una reconciliación.

Toda una generación de argentinos y británicos solo conoce la enemistad y las recriminaciones cuando hubo una larga historia de grandes afinidades como lo demostró, entre otros, el Memorándum de Entendimiento de 1968 que solo requería fijar la fecha para la transferencia definitiva de la soberanía de las Islas Malvinas a la República Argentina.