miércoles, 1 de julio de 2015

DNI

Malvinasmiércoles 10 de junio 2015

10-06-2015

Malvinas: la historia del único veterano de guerra británico que vive en Argentina

Juan Pablo Parrilla

Por: Juan Pablo Parrilla jparrilla@infobae.com

Se negó a recibir la medalla del Atlántico Sur y dejó la Marina Real tras el conflicto. En 2012 se casó con una correntina. Defiende la soberanía argentina, pero no consigue el DNI

AnteriorSiguiente

  • James y Laura se casaron el 2 de abril de 2012 a las 8.30. Elegimos esa hora porque coincide con el principio y el final de la guerra, cuenta Laura. Ese día decidimos trabajar por la paz, agrega.

    Crédito: 12 de 12

    James y Laura se casaron el 2 de abril de 2012 a las 8.30. "Elegimos esa hora porque coincide con el principio y el final de la guerra", cuenta Laura. "Ese día decidimos trabajar por la paz", agrega.

  • Crédito: 1 de 12

  • James Richards asegura tras su baja de la Royal Navy, los servicios de inteligencia británico lo fantasmearon. Intentaron borrar su pasado. Fueron veteranos argentinos los que encontraron sus fotos durante la guerra.

    Crédito: 2 de 12

    James Richards asegura tras su baja de la Royal Navy, los servicios de inteligencia británico lo "fantasmearon". Intentaron borrar su pasado. Fueron veteranos argentinos los que encontraron sus fotos durante la guerra.

  • James Richards asegura tras su baja de la Royal Navy, los servicios de inteligencia británico lo fantasmearon. Intentaron borrar su pasado. Fueron veteranos argentinos los que encontraron sus fotos durante la guerra.

    Crédito: 3 de 12

    James Richards asegura tras su baja de la Royal Navy, los servicios de inteligencia británico lo "fantasmearon". Intentaron borrar su pasado. Fueron veteranos argentinos los que encontraron sus fotos durante la guerra.

  • Richards viajó desde Gibraltar a las Islas Malvinas en el HMS Antelope, una fragata de la Royal Navy. 

    Crédito: 4 de 12

    Richards viajó desde Gibraltar a las Islas Malvinas en el HMS Antelope, una fragata de la Royal Navy.

  • James Richards vive en Los Antiguos, Santa Cruz, junto a su esposa, la correntina Laura Canessa. 

    Crédito: 5 de 12

    James Richards vive en Los Antiguos, Santa Cruz, junto a su esposa, la correntina Laura Canessa.

  • James Richards vive en Los Antiguos, Santa Cruz, junto a su esposa, la correntina Laura Canessa. Vine aquí por amor, vine aquí por una vida tranquila en un pequeño pueblo en la Patagonia, cuenta.  

    Crédito: 6 de 12

    James Richards vive en Los Antiguos, Santa Cruz, junto a su esposa, la correntina Laura Canessa. "Vine aquí por amor, vine aquí por una vida tranquila en un pequeño pueblo en la Patagonia", cuenta. 

  • Laura Canessa, la esposa de James Richards, tiene dos primos que combatieron en la Guerra de Malvinas y es miembro de la organización internacional Mujeres de Paz en el Mundo.

    Crédito: 7 de 12

    Laura Canessa, la esposa de James Richards, tiene dos primos que combatieron en la Guerra de Malvinas y es miembro de la organización internacional Mujeres de Paz en el Mundo.

  • James trabaja de carpintero, un oficio que aprendió de su abuelo. Me gustaría pasar una vida feliz y productiva dentro de la comunidad aquí, pero estoy siendo bloqueado, comenta, sobre la dificultad de conseguir DNI.

    Crédito: 8 de 12

    James trabaja de carpintero, un oficio que aprendió de su abuelo. "Me gustaría pasar una vida feliz y productiva dentro de la comunidad aquí, pero estoy siendo bloqueado", comenta, sobre la dificultad de conseguir DNI.

  • James y Laura se casaron el 2 de abril de 2012 a las 8.30. Elegimos esa hora porque coincide con el principio y el final de la guerra, cuenta Laura. Ese día decidimos trabajar por la paz, agrega.

    Crédito: 9 de 12

    James y Laura se casaron el 2 de abril de 2012 a las 8.30. "Elegimos esa hora porque coincide con el principio y el final de la guerra", cuenta Laura. "Ese día decidimos trabajar por la paz", agrega.

  • James y Laura se casaron el 2 de abril de 2012 a las 8.30. Elegimos esa hora porque coincide con el principio y el final de la guerra, cuenta Laura. Ese día decidimos trabajar por la paz, agrega.

    Crédito: 10 de 12

    James y Laura se casaron el 2 de abril de 2012 a las 8.30. "Elegimos esa hora porque coincide con el principio y el final de la guerra", cuenta Laura. "Ese día decidimos trabajar por la paz", agrega.

  • James y Laura se casaron el 2 de abril de 2012 a las 8.30. Elegimos esa hora porque coincide con el principio y el final de la guerra, cuenta Laura. Ese día decidimos trabajar por la paz, agrega.

    Crédito: 11 de 12

    James y Laura se casaron el 2 de abril de 2012 a las 8.30. "Elegimos esa hora porque coincide con el principio y el final de la guerra", cuenta Laura. "Ese día decidimos trabajar por la paz", agrega.

  • James y Laura se casaron el 2 de abril de 2012 a las 8.30. Elegimos esa hora porque coincide con el principio y el final de la guerra, cuenta Laura. Ese día decidimos trabajar por la paz, agrega.

    Crédito: 12 de 12

    James y Laura se casaron el 2 de abril de 2012 a las 8.30. "Elegimos esa hora porque coincide con el principio y el final de la guerra", cuenta Laura. "Ese día decidimos trabajar por la paz", agrega.

  • Crédito: 1 de 12

Una historia de amor lo llevó a la Patagonia y sin quererlo terminó siendo el único veterano británico de la Guerra de Malvinas que vive en el país. Sin embargo, a pesar de que James Richards piensa que "las islas son argentinas", desde hace tres años pelea para conseguir la ciudadanía. "Mi pasaporte venció y estoy en el limbo", le contó a Infobae en la primera entrevista que brindó desde su arribo a las tierras frías del sur. En abril del año pasado le escribió una carta a la Presidente, pero aún no obtuvo una respuesta.

No sabía que iba a ir a una guerra. Cuando en abril de 1982 Argentina recuperó las Islas Malvinas, James Garry Richards era un suboficial que servía en la Marina Real británica, una fuerza a la que amaba y en la que se auguraba a sí mismo una larga carrera. El barco en el que prestaba servicio como ingeniero en armas estaba regresando a Inglaterra después de una ardua misión en el norte de África, pero repentinamente viró hacia Gibraltar, donde Richards tuvo que abordar el HMS Antelope, que partió hacia Malvinas. "Fui un virtual prisionero. No tuve derecho a elegir", evaluó.

A la tripulación le dijeron que sería algo sencillo, que las Fuerzas Armadas argentinas se rendirían en menos de una semana frente a una poderosa tropa con 900 años de experiencia. Sin embargo, el conflicto se extendió más de lo pensado. Richards estuvo a cargo del entrenamiento de los más jóvenes, así como del equipamiento de los buques y el mantenimiento del armamento. "Hice mi trabajo mientras estuve allí, por supuesto. Pero decidí que había sido suficiente para mí", contó.

James Richards - segunda parte

Cuando Richards regresó al condado de Yorkshire, en el norte de Inglaterra, era otra persona. Se negó a recibir la medalla del Atlántico Sur, rechazó una pensión de veterano y dejó la Marina. El equivalente a casi dos años de salarios que le obligaron a pagar para compensar el dinero "invertido" en su preparación no fue un obstáculo. Y decidió reinventarse. Hasta empezó su propio negocio, diseñando equipamiento especial para veteranos, como sillas de ruedas.

"Todo el mundo me preguntaba qué había hecho en la guerra, pero yo no quería hablar de eso. De hecho, durante 29 años no lo hice. No hablé sobre cuestiones políticas, no leí los diarios militares, no hablé nada más sobre la Guerra de Malvinas", recordó.

James Richards 1583 5

Richards asegura tras su baja de la Royal Navy, los servicios de inteligencia británicos lo "fantasmearon". Intentaron borrar su pasado. Fueron veteranos argentinos los que encontraron sus fotos durante la guerra.

Fue su esposa, la correntina Laura Canessa, la que lo animó a contar su experiencia en Malvinas. Ella es miembro de la organización internacional Mujeres de Paz en el Mundo y tiene un vínculo directo con la guerra, a través de sus primos: el teniente Bernardo Schweizer, quien fue el primer argentino en pisar las islas en la noche del 1 de abril de 1982 junto a un cabo, y su hermano Carlos, quien llegó en la segunda nave que desembarcó y también participó de la avanzada.

La pareja se conoció vía Facebook, en un grupo sobre Fórmula 1, de la que ambos son fanáticos. Eran los últimos días de 2010 y el flechazo, al parecer, fue casi instantáneo: apenas 36 días después Richards voló a la Argentina y 14 meses más tarde, un 2 de abril, contrajeron matrimonio, gracias a un permiso especial del registro civil. Se radicaron en la ciudad santacruceña de Los Antiguos, a más de mil kilómetros de Río Gallegos y cerca de la frontera con Chile. El veterano Carlos Schweizer fue uno de los padrinos de boda.

James Richards 1583 6

James y Laura se casaron el 2 de abril de 2012 a las 8.30. "Elegimos esa hora porque fue la hora oficial del comienzo y el fin de las hostilidades", cuenta la correntina. "Ese día decidimos trabajar por la paz", agrega.

Las Malvinas, argentinas

El 3 de junio de 2012, Richards fue invitado por dos centros de veteranos de Santa Cruz para charlar sobre la guerra. Fue la única vez que habló en público del tema. Entre otras cosas, le preguntaron qué pensaba sobre la soberanía de las islas. Y si bien no respondió con palabras, hizo un gesto que despertó aplausos: mostró un gorro que tiene con un prendedor de las islas con los colores argentinos.

"La forma en que logro que las cosas salgan bien es trabajarlas yo mismo. Hice esto con Malvinas. Cuando llegué aquí no me di cuenta qué importante era el tema. En Gran Bretaña, después del conflicto, nadie hablaba de eso. Fue olvidado hasta hoy. Pero acá es un tema importante. Entonces, hice mis investigaciones. Busqué el punto de vista argentino, el punto de vista británico, el de los Estados Unidos, Rusia, China y de todos lados, y saqué mi propia conclusión", explicó.

¿Cuál fue? "Me pusieron en peligro al pelear por unas islas de las que nunca había oído hablar, para defender a personas que querían vivir en el lado opuesto del mundo a su patria. Esta fue una guerra que nunca debió haber sucedido y que sólo se produjo para servir a las ambiciones de dos políticos en caída que estaban desesperados por continuar con sus respectivas carreras sin importar el costo", observó, en una triple crítica a Margaret Thatcher, Leopoldo Galtieri y los kelpers.

Y aunque advirtió que no quiere ser parte de los argumentos políticos en torno a la soberanía, tiene una opinión formada. "Los dos países tienen explicaciones muy convincentes, pero el peso de la evidencia objetiva de las fuentes no interesadas me lleva a la inevitable conclusión de que las Malvinas son argentinas", sentenció.

JAMES RICHARDS (7).jpg

En el limbo

No sólo quiere vivir en la Patagonia. James Richards quiere ser argentino. Llegó al país con esa idea y desde hace tres años pelea por una ciudadanía que por ahora sólo es parte de sus sueños. Lo único que tiene es un "Certificado de residencia precaria" que debe renovar cada tres meses, para lo cual tiene que viajar casi 440 kilómetros desde Los Antiguos hasta Comodoro Rivadavia, muchas veces en invierno, a lo largo de las heladas carreteras de la Patagonia.

En 2014 decidió enviarle una carta a la presidente Cristina Kirchner, que el 14 de abril ingresó a la Casa Rosada. "Una y otra vez he completado los formularios y aplicaciones protocolares, pero no ha pasado nada, y no he recibido nada más que excusas, desinformación y más desinformación. Todo este proceso ha llevado tanto tiempo que mi pasaporte británico expiró, lo que me hace un prisionero virtual, debido a la exigencia de una identificación válida para viajar", escribió.

James Richards - primea parte

James espera que la ciudadanía no sólo le facilite la vida y le permita trabajar en blanco y acceder a un tratamiento médico, sino también poder viajar por el país y aceptar la propuesta de distintos centros de veteranos que lo han invitado a contar su experiencia. Es una prueba fehaciente de que el diálogo es posible.

Consultado sobre lo que le diría a la Presidente si tuviera la posibilidad de conversar con ella, contestó: "No quiero ninguna respuesta. No quiero saber por qué yo ni por qué ha sido tan difícil. Sólo me gustaría que proceda. Y que me digan, de una manera u otra, si voy a conseguir la ciudadanía en este país -en el que me voy a quedar-, o si voy a tener que seguir renovando el certificado que tengo cada 90 días". Y remató: "No vine aquí a representar a nadie. Vine aquí por amor, por una vida tranquila en un pequeño pueblo en la Patagonia. Sólo les pido que jueguen el juego, que sean justos conmigo".

* Colaboración: Adrián Bono – abono@infobae.com

Juan Pablo Parrilla

Infobae

Cerrar

Encuesta

Para participar en la encuesta debés completar este Capcha

Código de seguridad

Ver más:

Guerra de Malvinas

,

Gran Bretaña

,

Malvinas

,

guerra

,

James Richards

Pensión del Kelper Argentino

Polémica pensión como veterano de guerra para un kelper

FUE EMPLEADO CIVIL DE LADE EN TIEMPOS DE LA GUERRA.Alejandro Betts es kelper de origen británico, se nacionalizó argentino y defiende el reclamo nacional de soberanía

Alexander Jacob Betts Goss, el kelper de origen británico que se instaló en la provincia de Córdoba después de la guerra de 1982 y unió su voz al reclamo argentino por la soberanía de las Malvinas cobra una pensión del Estado nacional como veterano de guerra.

Con DNI argentino hace décadas bajo el nombre de Alejandro Jacobo Betts, y desde el año pasado con un polémico domicilio en las Malvinas que lo habilitó a votar en Tierra del Fuego, figura en los listados del Ministerio de Defensa como VGM. Aunque Betts nunca respondió a los llamados de Clarín, su pensión se calcula en alrededor de $ 13.000 mensuales.

Igual, en la Fuerza Aérea defendieron su beneficio, concedido hace unos cuatro años. Señalaron que se lo dieron como personal civil que trabajó en LADE, la emblemática empresa aérea argentina que operó en Malvinas bajo los Acuerdos de Comunicación firmados por Buenos Aires y Londres en 1971 “Se desempeño como auxiliar del despacho en aeropuerto, traductor oficial y tareas y generales de oficina” desde 1979 a 1982, dijeron.

Pero entonces Betts no era empleado argentino. Y su alta exposición recientemente al aceptar una invitación de la gobernadora fueguina Fabiana Ríos ser candidato al Parlasur, irritó aún más a sectores que consideran su pensión otrocaso de del inflado padrón de veteranos, que cobran discutibles pensiones de Malvinas. Allí estuvieron no más de 14.000 efectivos, pero cobran más de 23.000. El padrón comenzó a crecer con el gobierno de Carlos Menem. Entonces Betts, comenzó a desfilar por el Comité de Descolonización de la ONU, defendiendo el reclamo nacional.

Recientemente, la Comisión Nacional de Ex Combatientes criticó duramente un fallo de la Corte Suprema, que reconoció como veterano de guerra al ex suboficial de la Marina Carmelo Antonio Gerez, que durante la guerra estuvo en la base aeronaval de Puerto Belgrano y que tras el hundimiento del crucero general Belgrano fue trasladado a la base de Río Grande. El fallo podría habilitar cientos de juicios de los llamados soldados continentales, activos y en bases cercanas al teatro de operaciones. Estos reclaman ser reconocidos también como ex combatientes de Malvinas. Y con el reconocimiento, cobrar

domingo, 28 de junio de 2015

Petroleras

Argentina: ordenan embargos a petroleras que operan en Malvinas - Falklands

Redacción BBC Mundo

  • 27 junio 2015

Compartir

Ninguna de las compañías afectadas está radicada en Argentina.

Una jueza federal de Argentina ordenó embargos millonarios a cinco petroleras extranjeras que operan cerca de las islas Malvinas/Falklands.

Lilian Herraez, jueza de Tierra del Fuego, pidió a las autoridades embargar buques y otros bienes por valor de US$156 millones.

Las compañías involucradas son Falkland Oil and Gas, Premier Oil, Rockhopper, Edison International y Noble Energy.

Ninguna de ellas está radicada en Argentina: dos de ellas son británicas, otra estadounidense y la otra tiene sede en Italia, por lo que no está claro claro cómo se implementará la medida.

Pero la jueza Herraez dijo que esta decisión tiene el objetivo de embargar los bienes de las compañías en el extranjero.

Las perforaciones petroleras comenzaron en las islas Malvinas/Falklands en 2010 pese a la oposición del gobierno de Buenos Aires.

Lea también: Argentina demandará a petroleras por hacer perforaciones en las Islas Malvinas / Falklands

Compartir Acerca de compartir

Volver Arriba

Contenido relacionado

jueves, 25 de junio de 2015

El ‘kelper argentino’ no viajó este año a Naciones Unidas

Betts peticiona todos los años ante el Comité de Descolonización.malvinas, naciones unidas

Hay mitos que se convierten en tabúes difíciles de derribar. En las últimas tres décadas, Alexander Jacob Betts Goss fue construyendo para todos los argentinos la imagen del “buen kelper”. Siendo descendiente de una típica familia de colonos británicos en el archipiélago, donde nació, emigró aquí en el año de la guerra de 1982, y abrazó por completo, la historia y las razones frente del reclamo nacional por las islas. Más aún, siendo ya Alejandro Jacobo, por adopción, nacionalizado argentino, se convirtió en uno de los kelpers preferidos por el gobierno kirchnerista, que lo convirtió año a año en uno de su principales peticionantes ante el Comité de Descolonización donde hoy se tratará el caso Malvinas. Este año, afirman en el Gobierno, Betts no será de la partida. El fin de semana, la gobernadora Fabiana Ríos, le ofreció ser candidato a diputado del Parlasur en representación de Tierra del Fuego, adonde fue a votar con su nuevo DNI, y por ser esta la provincia que incluye a las Malvinas por la Constitución Nacional. Ante las reiteradas preguntas de Clarín de por qué este año no está con la delegación nacional, el Gobierno no dio respuesta. En cambio desde Londres y las islas iniciaron una cruzada para demostar algunos aspectos oscuros de su vida. El académico británico Peter Willets lo acusó de mentir y afirma tener una carta de Betts a la prensa local, de 1978, en la que criticaba al gobierno británico por “débil” frente a la Argentina. Recientemente el Dailymail públicó los testimonios de quien fue su segunda esposa. Rosa Betts, y su hija Magaly Betts, lo acusó de haberse ido de las islas no por razones políticas sino por “ir detrás de una amante argentina”. Magalí lo acusó de abandonar a su madre estando “embarazada” de él, y de haberse desentendido de ellas. Betts hizo otro movimiento poco claro: inscribió en el DNI argentino que le dieron el año pasado el domicilio de una casa en las Malvinas que le pertenece a otro propietario. Clarín envió emails a Betts para hablar de estos temas, pero no respondió.

50 años

50 años de una resolución histórica sobre las Malvinas

Timerman habló ayer durante un acto en la sede de la ONU. Recordó la victoria diplomática del gobierno de Illia.

En su última viaje como canciller al Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, Héctor Timerman afirmó ayer que “gane quien gane las próximas elecciones” presidenciales seguirá defendiendo la soberanía de las Malvinas y el reclamo al Reino Unido “con la misma energía y pasión” que el gobierno de Cristina Kirchner.
Timerman habló ayer durante un acto en la sede de la ONU por los 50 años de la aprobación de la resolución 2065 por la Asamblea General del organismo, que instó al diálogo entre Argentina y el Reino Unido para resolver el conflicto por la soberanía de las islas del Atlántico Sur, teniendo en cuenta los intereses de los kelpers.
Fue una victoria diplomática del gobierno radical de Arturo Illia en 1965, puesto que, con dicha resolución, la comunidad internacional reconoció la existencia de una disputa legal sobre el archipiélago, que Londres se niega a aceptar. En una situación diferente a las demás, se reconoció su situación colonial e instó a resolverla según lo expresado por la resolución 1514, de la Asamblea General de la ONU, fundamental para los movimientos de descolonización.
Los hombres de Illia, que gestionaron ese triunfo fueron el entonces representante argentino ante organismo, Lucio García del Solar, y Bonifacio del Carril, nombrado embajador extraordinario el presidente. La resolución hasta generó el escenario para negociaciones de transferencia de soberanía, luego abortadas, pero que también más tarde tendría otro escenario favorable con los acuerdos de comunicación entre Londres y Buenos Aires. Los jerarcas de la junta militar que encabezaba Leopoldo Fortunato Galtieri echaron por la borda todo aquel acercamiento con la invasión del 2 de abril de 1982.
En el acto de ayer actuó el músico Gustavo Santaolalla mientras que el artista Miguel Rep dibujó dos enormes islas sobre una suerte de mural. Asistieron también el vicecanciller Eduardo Zuaín, el secretario de Asuntos de Malvinas, Daniel Filmus y la representante en la ONU, María Cristina Perceval. Timerman hablará hoy en el Comité, adonde también asisten kelpers y británicos. “Si un país decide cumplir algunas resoluciones y otras no, quiebra la idea de que los conflictos deben resolverse de forma pacífica”, señaló quien hace unas semanas mantuvo un duelo verbal con el premier David Cameron por la cuestión Malvinas.

miércoles, 24 de junio de 2015

Ex Combatiente gana Juicio

Malvinas: reconocen el derecho de un ex combatiente

Miles de ex soldados de Malvinas quieren ser reconocidos / LUCIA MERLE

Miles de ex soldados de Malvinas quieren ser reconocidos / LUCIA MERLE

La Corte Suprema reconoció como ex combatiente de Malvinas a un soldado que se encontraba “bajo bandera”, es decir, en el continente durante el conflicto bélico de 1982. En un fallo difundido en estos días, el tribunal declaró inconstitucional las exigencias de “situación geográfica” y entrada “efectivamente en combate” que prevé la ley como requisitos para acceder al beneficio de una pensión.

Los jueces Ricardo Lorenzetti, Carlos Fayt y Juan Carlos Maqueda hicieron lugar a un “recurso extraordinario” presentado por Carmelo Gerez otorgándole su condición de veterano de guerra y la pensión vitalicia.
Es el mismo reclamo que plantearon más de 9 mil soldados conscriptos que durante la guerra en el sur cumplieron funciones en el continente, desde Trelew hasta Ushuaia. Este fallo sienta un precedente para quienes acampan desde febrero de 2008 en la Plaza de Mayo, a la espera de que se los reconozca como veteranos.

Los jueces de la Corte declararon inconstitucional el artículo 1 de la ley 24.892 que otorga las pensiones vitalicias a los combatientes conscriptos que participaron en efectivas acciones bélicas de combate durante la guerra de Malvinas. “Tanto el requerimiento de la ‘situación geográfica’ en los términos expresados, como la exigencia de haber ‘entrado efectivamente en combate’ conducen a declarar la inconstitucionalidad (…) por vulnerar la garantía prevista en el artículo 16 de la Constitución Nacional”, dice el fallo del máximo tribunal.

Durante la guerra de Malvinas, Gerez estuvo en la base Aeronaval de Puerto Belgrano y, después del hundimiento del crucero General Belgrano, en mayo de 1982, fue movilizado a la base Aeronaval de Río Grande. Estuvo allí hasta el 30 de mayo y su tarea era el de contralor “de los aviones que iban a atacar a través de radares y equipos de comunicaciones, siendo ese el único lugar desde donde se atacó a la flota inglesa con aeronaves misilísticas y bombarderas”. Después, fue trasladado a una estancia en la frontera con Chile, donde cumplió “funciones de vigilancia” hasta el 20 de junio, seis días después de la rendición. Para los jueces, “en tal escenario, las actividades desplegadas por el actor”, “no se distinguen de las desarrolladas por quienes combatieron de manera efectiva, en los términos de la ley aplicable”.

domingo, 31 de mayo de 2015

Mlvinenense vota en Argentina

  • Clarin.com
  • Política
  • 31/05/15

  • Por primera vez, un hombre que nació en Malvinas votará en las elecciones de Tierra del Fuego

    Tiene 58 años y recibió su DNI en una ceremonia realizada por la embajada argentina en Nueva York, ante la ONU. Fue autorizado a participar en las elecciones provinciales y municipales, el 21 y 28 de junio.



    Un ciudadano argentino nacido en las Islas Malvinas votará por primera vez en Ushuaia, en las elecciones provinciales y municipales del 21 y 28 de junio, de acuerdo a lo dispuesto por las juntas electorales de los dos distritos fueguinos.
    Los integrantes de la Junta Electoral de la Provincia y de la Municipalidad de Ushuaia resolvieron en una sesión conjunta invitar a Alejandro Betts a participar de las próximas elecciones, como modo "de garantizar el ejercicio pleno de su derecho constitucional de elegir".
    En ese sentido, el Juzgado Electoral dispuso que su lugar de votación sea en la Primera Sección Electoral y en la Mesa 1 de Ushuaia.
    Betts, de 58 años, recibió su DNI en una ceremonia realizada en la embajada argentina ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, luego de haber participado como peticionario en el Comité de Descolonización de las Malvinas.
    Su voto será el primero de un ciudadano argentino, con domicilio malvinense, que se encuentra empadronado y en condiciones de participar en las elecciones de Tierra del Fuego.
    De la sesión para tratar el tema participaron el viernes el fiscal mayor del Distrito Judicial Sur, Guillermo Massimi; el juez electoral provincial Alejandro Fernández, y los integrantes de la Junta Electoral Municipal, Elizabeth Guevara y Guillermo Worman.
    En los considerandos de su resolución, señalaron que Alejandro Jacobo Betts, nacido el 28 de octubre de 1947 en Puerto Argentino, en el archipiélago de Gran Malvina, es un isleño "que ha manifestado públicamente a favor del reclamo de la soberanía argentina en las islas".
    Y destacaron, entre otras acciones, las "publicaciones de Betts en la materia y su acompañamiento a las peticiones realizadas por la Argentina ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas".
    Si bien Betts contaba con el DNI expedido por el Registro Civil de Córdoba, gestionó ante el Registro Civil de Ushuaia un nuevo documento que fue emitido el 3 de abril de 2014, donde se detalla su domicilio en "Puerto Argentino. Islas Malvinas, islas del Atlántico Sur. Tierra del Fuego. Lugar de nacimiento: Tierra del Fuego".
    En ese instrumento público puede observarse el domicilio que tuvo en el archipiélago hasta 1982, con explícita mención de la pertenencia jurisdiccional de la Provincia de Tierra del Fuego.
    La junta recordó que "en un hecho histórico para la Argentina, el ciudadano recibió su DNI, en una ceremonia realizada en la embajada argentina ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, luego de haber participado como peticionario en el Comité de Descolonización".
    Dado que es la primera vez que un ciudadano argentino con domicilio en las Islas Malvinas se encuentra empadronado y en condiciones de emitir su voto en Tierra del Fuego, entienden que "el ejercicio efectivo del derecho de elegir de Betts, merece ser fuertemente destacado y alentado".
    Y remarcaron además en el acta, la "posición que encomiablemente viene asumiendo en relación a la soberanía argentina sobre nuestras Islas, cuestión tan sentida y preciada para el pueblo fueguino".
    Fuente: DyN

    martes, 26 de mayo de 2015

    Argentina vuelve a llevar el reclamo por Malvinas a la ONU

    Clarín

    • 26 May 2015
    • Natasha Niebieskikwiat natashan@clarin.com

    Con la guerra iniciada a las petroleras que exploran en Malvinas de fondo, el 25 de junio, el canciller Héctor Timerman y el secretario de Malvinas, Daniel Filmus, expondrán la posición argentina ante una nueva sesión del Comité de Descolonización de la ONU. La fecha coincide este año con el 50 aniversario de la resolución 2065 del organismo.

    Llevada a la ONU por el gobierno radical de Arturo Illia, esa resolución representó un triunfo diplomático para la Argentina. Fue aprobada el 16 de diciembre de 1965 y por primera vez se reconoció la existencia de una disputa de soberanía, al tiempo que invitó a las partes al diálogo pacífico.

    Esta será la última ronda de la administración de Cristina Kirchner ante el Comité, adonde al haber dado de baja la posición del gobierno de Carlos Menem que daba voz a los kelpers, jamás hubo intercambio de ningún tipo con la delegación de isleños que tradicionalmente asiste a defender su posición. Argentina se lleva año a año una victoria: el comité tradicionalmente falla haciendo un llamado al diálogo entre las partes.

    El duelo de posiciones encuentra a la Argentina embarcada en amenazas y denuncias judiciales a las empresas que exploran en las islas y esperan estar extrayendo crudo para 2015. El petróleo es la antesala de un nuevo y peligroso capítulo del conflicto. Al mismo tiempo la Argentina ha denunciado en la ONU que Gran Bretaña militariza el Atlántico Sur, lo que Londres niega. A su vez, difícilmente haya novedades antes de diciembre del pedido del Gobierno a Gran Bretaña para que se firme un acuerdo para hacerle un ADN a los soldados argentinos enterrados en Darwin y no identificados. Londres manifestó su buena disposición pero dijo que trasladará la consulta al gobierno kelper.

    En ese tren, pese a que el Gobierno de David Cameron anunció que ese país inyectará US$ 268 millones para la Defensa de las Islas por los próximos diez años, los isleños mantienen un perfil discreto sobre sus festejos para el 14 de junio. Se trata del llamado “Día de la Liberación” para los kelpers, por aquella jornada en la que se formalizó la capitulación argentina en la guerra de 1982.

    Este año, informan en las Islas, el desfile “será igual al de cada año”. Y también fue de bajo perfil los festejos del 12 de mayo, por el 30 aniversario de la inauguración de la base de Mount Pleasant, que hace de aeropuerto internacional en las Malvinas: fue inaugurada ese 12 de mayo y estuvo el príncipe Andrew, que combatió en la guerra.

    Arturo Illia

    Logró que la ONU reconociera a través de una resolución la disputa por soberanía.

    viernes, 8 de mayo de 2015

    sábado, 18 de abril de 2015

    Gran Bretaña acusa a la Argentina de "hostigamiento"

    Islas Malvinas.Es por la denuncia a las petroleras que operan en las islas.

    Philip Hammond

    Philip Hammond

    El ministro de Relaciones Exteriores británico, Philip Hammond, acusó hoy al gobierno argentino de "hostigamiento" por la decisión de iniciar acciones legales a las compañía del Reino Unido que extraen gas y petróleo cerca de las Islas Malvinas.

    "Es un ejemplo escandaloso de la intimidación y las amenazas contra el derecho de los habitantes de las Islas Falkland (como llaman los británicos a las Malvinas) para desarrollar sus recursos económicos", afirmó el ministro. "Argentina debe detener este tipo de comportamiento y comenzar a actuar como un miembro responsable de la comunidad internacional", agregó Hammond.

    Como parte del reclamo de soberanía, días atrás, el Gobierno inició un proceso judicial contra cinco empresas, entre ellas tres firmas británicas, que perforan para extraer petróleo y gas en cercanías de las islas Malvinas, aumentando las tensiones en una disputa diplomática por la soberanía del territorio.

    El secretario de Asuntos Relativos a las islas Malvinas, Daniel Filmus, anunció el inicio de la demanda en Londres, diciendo que un juez en Río Grande, Argentina, había accedido a revisar el caso. Filmus afirmó en rueda de prensa en Londres que el Gobierno decidido a utilizar el Derecho Internacional y nacional para resolver el caso. Las firmas implicadas en la denuncia son Premier Oil, Falkland Oil and Gas, Rockhopper Exploration, Noble Energy y Edison International Spa, según un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores argentino.

    Hoy, después de las declaraciones de Hammonnd, Filmus defendió la demanda penal interpuesta en la justicia Argentina contra las petroleras extranjeras que realizan exploraciones en el archipiélago, de manera unilateral.

    viernes, 17 de abril de 2015

    Malvinas, otro avance sobre los derechos de nuestro país

    Tribuna.Miguel Giubergia

    Argentina denunció ante organismos internacionales el “injustificado aumento del ya desmedido gasto militar británico” en las Islas Malvinas. Esto no sólo representa una preocupación para nuestro país sino también para el resto de la región y ha sido objeto del rechazo de múltiples foros internacionales por cuanto genera una tensión innecesaria e injustificada en el Atlántico Sur, un área reconocida internacionalmente como zona de paz y libre de armas nucleares.

    Casi el mismo día que se cumplía el 33 aniversario del inicio de la Guerra de Malvinas y en medio de la polémica que desató la revelación de que Gran Bretaña espió a funcionarios y militares argentinos en la última década, Londres defendió el derecho de los kelpers a explorar y explotar el petróleo en el archipiélago advirtiendo que la Argentina “no tiene jurisdicción” para impedirlo. “La ley nacional de Argentina no se aplica en las islas Malvinas (…) Siempre hemos sido muy claros en que ésta es una reivindicación de jurisdicción ilegítima sobre la plataforma continental de las islas Malvinas, la cual rechazamos”, declaró el vocero.

    Las tensiones entre Argentina y el Reino Unido volvieron a aumentar en los últimos tiempos. El gobierno británico de usó el reclamo argentino como “excusa” para aumentar el gasto militar en las Malvinas, y anunció que invertirá 268 millones de dólares para reforzar la defensa de las islas ante una posible “amenaza” del país suramericano.

    En verdad, las intenciones del gobierno de Gran Bretaña sobre el refuerzo no es la amenaza argentina -conociendo el estado de las Fuerzas Armadas en nuestro país es casi un chiste-, sino hecho de descubrir yacimientos de petróleo y gas en la plataforma marítima es lo que lleva a las autoridades británicas a buscar asegurar la zona, cuestión que deba haberse pactado con las empresas concesionarias.

    No olvidemos que la verdadera importancia de estas Islas no reside para los británicos en estas tierras -una de las partes más alejadas del planeta-, sino en los recursos que yacen en su plataforma y la proyección que la posesión de las mismas le otorga a Gran Bretaña sobre el continente antártico, que es la misma que reclama desde siempre la Argentina.

    Miguel Giubergia

    Secretario General del Bloque de Diputados de la UCR

    martes, 14 de abril de 2015

    Malvinas: los ingleses ensayan ejercicios militares especiales

    ATLANTICO SUR.Trabajan con la hipótesis de que Argentina pueda intentar un desembarco similar al del 2 de abril de 1982, que inició la guerra.

    Artillería. Un ejercicio militar inglés en Malvinas, en marzo de 2007. AFP

    Artillería. Un ejercicio militar inglés en Malvinas, en marzo de 2007. AFP

    En el Reino Unido aseguran ahora que fuerzas militares de ese país realizaron ejercicios especiales para testear la seguridad de las Malvinas, ante las recientes consideraciones públicas del gobierno de David Cameron de que la Argentina representa una “amenaza” para el archipiélago. Según informó ayer el diario Sunday Express, el Servicio Especial de Embarcaciones británico realizó un ataque sorpresa –un simulacro en realidad- que consistió en un desembarco efectuado desde el mar para “recapturar” blancos especiales.

    El medio británico indicó que en Londres señalaron que esta práctica se realiza hace años, y que esta última en particular se hizo hace cuatro meses. De la información se hicieron eco otros medios como la agencia Mercopress. Clarín no obtuvo ni confirmación ni desmentido por parte del Foreign Office.

    Según The Express, fueron unos 20 efectivos especiales los que tomaron parte del ejercicio planeado por los altos oficiales de Cuartel General Conjunto Permanente, de Northwood. Trabajaron se indicó con la idea de que comandos de Argentina puedan protagonizar otro desembarco militar como el del 2 de abril de 1982, que dio inicio a la guerra en la que murieron 649 argentinos y 255 británicos.

    La información añade que los miembros del Servicio Especial de Embarcaciones desembarcaron en el islote del Oeste (Gran Malvina para la topografía argentina) en cinco grupos de cuatro hombres cada uno. Los mismos tenían asignados un blanco y tuvieron que dejar una marca que probara que su misión fue exitosa. Debieron, por ejemplo, asegurarse dos islas convertidas en blanco, y una torre de control de tráfico, entre otros.

    El sábado, en su discurso ante la VII Cumbre de las Américas, donde criticó duramente al presidente Barack Obama por su orden ejecutiva con la que declaró una amenaza a Venezuela, Cristina Kirchner consideró ese decreto “ridículo” como también el hecho de que Argentina sea un amenaza militar para las Malvinas. Distintos funcionarios del Gobierno nacional también han mostrado la imposibilidad de que Argentina piense invadir las islas como afirman sectores en Londres. Pero lo han hecho con un lenguaje más diplomático, aunque no menos directo que Cristina.

    En marzo pasado, en medio de la campaña electoral en la que Cameron compite por su reelección, el secretario de Defensa, Michael Fallon, anunció en el Parlamento que su país inyectará U$S 268 millones para aumentar y modernizar la defensa de Malvinas en los próximos diez años.

    viernes, 10 de abril de 2015

    Cristina lleva hoy Malvinas a la Cumbre de las Américas

    La diplomacia argentina no logró que figure en la declaración final

    El Gobierno busca ampliar el impacto político en medio del clima de campaña electoral.

    Ayer ocurrió algo resonante en muchos años. En los hechos no modifica nada pero da cuenta del estado de las cosas.

    La habitual tensión entre la Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas experimentó un cruce de citaciones de embajadores y protestas mutuas en ambas capitales. Todo en un mismo día.

    Buenos Aires remató con un último comunicado para protestar contra el espionaje británico a políticos y militares argentinos, que ningún servicio de inteligencia nacional fue capaz ni siquiera de suponer, menos aún de detectar.

    El operativo no ha sido oficializado por los servicios reales y fue revelado por TN y Clarín a raíz de informaciones filtradas por el estadounidense Edward Snowden, un consultor contratado por la CIA y que reveló secretos de inteligencia estadounidense.

    Cristina Kirchner pondrá mañana la cuestión Malvinas sobre la mesa en el plenario que compartirá con sus pares en la VII Cumbre de las Américas. Nuevamente, por oposición de Canadá y Estados Unidos, la Argentina no pudo colar este reclamo en la declaración final de la cumbre. En realidad todavía no está aprobada, por varias diferencias, según le dijo ayer a la prensa el canciller Héctor Timerman.

    Para entender lo que ocurre con Londres hay que reconocer que esta vez fue el gobierno conservador del primer ministro David Cameron, el que precisó inflamar la cuestión argentina, sobre todo ante los lobies pro militares que le critican haber descuidado la defensa del Reino Unido -y por lo tanto la de Malvinas- con su plan de austeridad general.

    De ahí se entiende también cómo se presentó recientemente el refuerzo de la defensa en el archipiélago para los próximos diez años. Gran Bretaña inyectará U$S 268 millones y le devolverán a las islas dos helicópteros de combate. En su contexto no parece mucho. Pero sonó a demasiado, cuando el anuncio se hizo días antes del aniversario número 33 del desembarco argentina, al que siguió la guerra. Además, Cameron fue desnudado hasta por los propios medios de su país al relacionar la noticia con las elecciones legislativas de mayo, en la que se juega su reelección.

    También la presidenta argentina Cristina suma puntos, en un país siempre sensible con el tema Malvinas y más en clima de campaña electoral de cara a la elección presidencial. Cada 2 de abril el discurso nacionalista se acentúa y todo por fuera de ello, es “imperialista, pro kelper o probritánico”.

    Si hay algo que comparten Cristina y Cameron es su habilidad para usar el tema Malvinas para su propia causa, independientemente del justo reclamo de este país.

    La cadena de comunicados de ayer respondió a la dureza de siempre. Pero ninguno de los dos gobiernos reconoció que todo lo que se vociferan por la prensa habla de su incapacidad para establecer lazos hace más de una década y de decirse cosas por lo bajo. Algo que habitualmente se conoce como negociación y diálogo.

    habitualmente se conoce como negociación y diálogo.

    te puede interesar

    Tensión diplomática por Malvinas: citan a embajadores de Argentina y Gran Bretaña

    Tensión diplomática por Malvinas: citan a embajadores de Argentina y…

    La Cancillería británica convocó a Alicia Castro por un discurso de Cristina contra petroleras del Reino Unido. La argentina hizo lo propio con John…

    &quotObjetamos las declaraciones de la Presidenta y de su embajadora en Londres"

    "Objetamos las declaraciones de la Presidenta y de su embajadora en…

    Lo aseguró un vocero del Foreing Office británico a Clarín. Y confirmó que citaron a Alicia Castro. Es tras los dichos de Cristina contra las…

    Tensión diplomática con Londres

    lanacion.com|

    Política|

    Malvinas

    Viernes 10 de abril de 2015 | Publicado en edición impresa

    El frente externo / Acusaciones y amenazas

    Aumenta la tensión diplomática con Londres por Malvinas

    Por Martín Dinatale | LA NACION

    Ver perfil

    4924

    Más notas para entender este tema

    Alicia Castro, sobre su citación en Londres: "Al funcionario le pregunté si esto era humor británico o una paradoja política"

    Dos citaciones a embajadores casi en simultáneo, una denuncia penal y un duro intercambio de palabras reactivaron ayer con dosis de elevada tensión el conflicto diplomático que protagonizan la Argentina y Gran Bretaña por las islas Malvinas.

    Losdichos de Cristina Kirchner del 2 de abril pasado, cuando objetó a Londres por el aumento del presupuesto de defensa para las Malvinas, sumado a un presunto espionaje británico a Buenos Aires y la denuncia penal de la Argentina contra las empresas inglesas que realizan actividades de exploración de hidrocarburos en la zona del Atlántico Sur, se convirtieron en condimentos perfectos para desatar una nueva tormenta.

    Anteayer por la tarde, el Foreign Office citó en Londres a la embajadora argentina Alicia Castro para que dé explicaciones sobre los dichos de Cristina Kirchner. Es porque en el acto por la conmemoración de los 33 años de la Guerra de Malvinas la Presidenta dijo que el aumento de la defensa británica en las islas obedecía tanto a una postura favorable al "lobby armamentista" como a cuestiones de política interna de Londres.

    En este contexto, fuentes del Foreign Office dijeron a LA NACIÓN que se objetaron esas declaraciones ante la embajadora Castro. Las mismas fuentes indicaron desde Londres que "el Reino Unido no tiene dudas acerca de su soberanía sobre las islas Malvinas y sus áreas marítimas circundantes, como tampoco del derecho de los isleños acerca de decidir su propio futuro".

    La mención de las áreas marítimas respondió a la decisión de la Argentina de presentar una denuncia penal contra las empresas británicas Rockhopper Exploration, Premier Oil y Falkland Oil And Gas Limited, que llevan adelante trabajos de exploración de petróleo en la zona de Malvinas.

    Unas horas después de que se conociera la citación de Castro, el vicecanciller Eduardo Zuain decidió convocar al embajador británico John Freeman para exigirle explicaciones por el silencio de Londres frente a las revelaciones del ex agente de la CIA Edward Snowden, a través de la publicación The Intercept, sobre acciones de espionaje electrónico masivo dirigidas contra la Argentina. Desde que se conoció esa denuncia, el viernes pasado, Gran Bretaña mantuvo un sugestivo silencio.

    "Fue una reunión muy dura y cargada de tensión", graficó a LA NACIÓN una calificada fuente del Gobierno. El encuentro de Zuain (el canciller Héctor Timerman estaba de viaje a Panamá para la Cumbre de las Américas) con Freeman se realizó ayer y duró 40 minutos. Fue tiempo suficiente como para que el vicecanciller planteara el malestar del Gobierno por las denuncias de espionaje y se quejara por el "maltrato" que recibió la embajadora Castro en Londres. Zuain dijo que el caso de espionaje viola el derecho a la privacidad según las resoluciones 68/167 y 69/166 de la Asamblea General de las Naciones Unidas y constituyen "actos de intrusión grave, violan los derechos a la privacidad y a la libertad de expresión y pueden ser contrarios a una sociedad democrática". Según ratificaron al menos tres fuentes de la diplomacia local y extranjera a LA NACIÓN, el presunto espionaje británico a la Argentina no habría estado vinculado con las Malvinas, sino con las negociaciones que mantuvo el Gobierno con Irán por el memorándum de la causa AMIA.

    El embajador británico no dio explicación alguna sobre el espionaje. "No haremos comentarios", se limitó a decir Freeman, siempre según la versión argentina, ya que la embajada británica no emitió comunicado alguno ni quiso informar sobre el encuentro en el Palacio San Martín.

    La reunión entre Zuain y Freeman derivó luego en la denuncia de la Argentina contra las petroleras británicas. La Cancillería informó que junto con el Ministerio de Planificación se presentó una denuncia penal contra las empresas que realizan trabajos de exploración de hidrocarburos en la plataforma continental argentina sin haber obtenido autorización de la Secretaría de Energía y en violación de la ley 26.915 y las resoluciones de la ONU referidas a las Malvinas. En este punto el embajador británico se mostró muy preocupado por las represalias y presiones que podrían sufrir las compañías británicas.

    Pero quizás el punto más álgido del encuentro haya sido cuando se abordó el tema de aumento de la defensa británica en Malvinas. Según pudo saber LA NACIÓN, el vicecanciller expresó al embajador británico el malestar del Gobierno por las declaraciones del secretario de Defensa del Reino Unido, Michael Fallon, cuando anunció el incremento del gasto militar en las islas y la introducción de nuevo equipamiento bélico, alegando una supuesta "amenaza" argentina.

    "Es inverosímil y fantasiosa la idea de Gran Bretaña de una supuesta amenaza militar argentina en las islas. Nuestro gobierno siempre buscó y buscará resolver el conflicto por la vía pacífica", asestó Zuain. Sin embargo, el embajador Freeman mencionó el "hostigamiento" y las amenazas que sienten los isleños de parte de la Argentina. "No pueden siquiera consumir fruta fresca porque la Argentina no les permite a los países de la región abastecer a las islas", se habría quejado el embajador británico.

    El reciente intercambio diplomático fue áspero. Ni en Londres ni en Buenos Aires se arribó siquiera a un principio de acuerdo sobre Malvinas y todo quedó peor que antes..

    Del editor: qué significa. En Gran Bretaña están en plena campaña. En la Argentina, el discurso antibritánico siempre rinde. Sólo así se entiende la actual escalada

    El Gobierno evalúa citar a otros embajadores

    Pediría explicaciones a diplomáticos de EE.UU., Australia, Canadá y Nueva Zelanda

    En la misma línea defensiva que encaró ayer el gobierno contra Gran Bretaña por las denuncias de espionaje a la Argentina, la Cancillería evalúa por estas horas poner la mira en países como Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Australia.

    Según confirmaron a LA NACIÓN altas fuentes diplomáticas argentinas, el canciller Héctor Timerman analiza citar a los embajadores de esos países que, al igual que el Reino Unido, también están involucrados en las denuncias de espionaje cibernético que hizo el ex agente de la agencia norteamericana de seguridad (NSA) Edward Snowden.

    "Estamos estudiando la posibilidad de actuar de la misma manera que lo hicimos con Gran Bretaña. Es decir, exigir explicaciones. No descartamos nada", dijo un funcionario de la Casa Rosada. Se refería de esta manera a la citación que hubo ayer del vicecanciller Eduardo Zuain al embajador británico John Freeman (ver aparte) en el Palacio San Martín para que explique los alcances de un supuesto espionaje a la Argentina en torno a las islas Malvinas. El embajador británico no emitió respuesta alguna sobre el tema y la reunión con el vicecanciller derivó en temas relacionados con la militarización de Gran Bretaña en el Atlántico Sur y las denuncias de la Argentina a las empresas inglesas que realizan exploraciones hidrocarburíferas en la zona. Pero, más allá del tema Malvinas, el Gobierno quiere conocer por medio de la diplomacia de los países denunciados por Snowden si hay sustento en la información que dio a conocer el ex agente de la NSA.

    La semana pasada, el canal de cable TN accedió a la base de datos que dio Snowden, donde la Argentina aparece como una víctima más de los ataques cibernéticos invasivos de la NSA en complicidad con la GCHQ (Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno), la agencia de inteligencia del Reino Unido. Esa información revelaba que Londres habría actuado con los miembros del denominado Five Eyes (que también incluye a Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia y Canadá).

    A partir de allí hubo un silencio de los gobiernos de esos países y ninguno de éstos se comunicó con la Argentina para desmentir la versión. Fuentes calificadas de la diplomacia extranjera y local especularon con que el presunto espionaje estaría relacionado con las negociaciones que entabló la Argentina con Irán por el Memorándum de la causa AMIA. Es que ello habría ocurrido antes de la reunión que se hizo en Suiza entre las grandes potencias e Irán para frenar los proyectos armamentísticos nucleares de Teherán.

    Anoche, en las embajadas de Estados Unidos y Nueva Zelanda LA NACIÓN supo que no había existido comunicación del Gobierno. "No vamos a hacer comentario alguno del tema y puedo decir que nadie del Gobierno se contactó conmigo", dijo Hayden Montgomery, embajador de Nueva Zelanda. No se pudo confirmar lo mismo en las sedes diplomáticas de Australia y Canadá..

    http://www.lanacion.com.ar//1783199-el-gobierno-evalua-citar-a-otros-embajadores?utm_source=n_hoy_nota1&utm_medium=saberhoy&utm_campaign=NLPol

    miércoles, 8 de abril de 2015

    7 años de reclamos

    El acampe récord de la Ciudad.

    Ex combatientes en la carpa de Plaza de Mayo.

    Ex combatientes en la carpa de Plaza de Mayo.

    El 25 de febrero se cumplieron siete años del acampe más largo de la historia de la Ciudad, el que sostienen en la Plaza de Mayo los ex conscriptos que reclaman ser reconocidos como ex combatientes de Malvinas. Además del campamento, cortaron dos veces las avenidas Paseo Colón y Madero a la altura del Ministerio de Defensa, el 4 de marzo y el segundo el 30 de marzo.

    Se trata de los integrantes de la Asociación Civil Veteranos de Guerra TOAS (por Teatro de Operaciones del Atlántico Sur), ex conscriptos que en 1982 fueron movilizados por la guerra de Malvinas pero no llegaron a entrar en combate. Aseguran que representan a unos 8.000 ex conscriptos, aunque en el acampe rotan unos 400. En la nómina oficial figuran 23.313 ex combatientes, que cobran subsidios y tienen otros beneficios.

    En su acampe de Plaza de Mayo hay un mural de más de 20 metros, banderas y carteles, y en los canteros colocaron cruces blancas similares a las que hay en el Cementerio de Darwin, en las islas. Su protesta ya superó largamente los 1.003 días que estuvo la Carpa Blanca de los docentes frente al Congreso, entre 1997 y 1999.

    Tulio Fraboschi, presidente de la Asociación Civil Grupo TOAS, aseguró: "Tras la segunda manifestación se firmó un compromiso, así que creemos que la solución llegará a mediados de este mes. Vamos a levantar el acampe cuando se empiece a efectivizar la entrega de los certificados".

    Malvinas y una sentencia inexplicable

    Debate.Andrés Gil Domínguez

    En un fallo dictado en el mes de febrero, de manera inexplicable, la Corte Suprema de Justicia clausuró por unanimidad la investigación penal sobre los casos de torturas sufridas por los soldados durante la guerra de Malvinas por parte de oficiales y suboficiales de las fuerzas armadas argentinas. Lo hizo sin expresar ninguna clase de argumento legitimador, acudiendo a un mero formalismo y obviando el excelente dictamen de la Procuración General elaborado por González Warcalde en el año 2012.

    Al confirmar la sentencia de la Sala I de la Cámara de Casación Penal, la Corte aceptó que las torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes sufridos por nuestros soldados (tales como atar de manos y pies a muchachos debilitados por el hambre y el frío, estaquearlos al piso durante horas sobre el fango helado y dejarlos inmovilizados sin ninguna protección contra el clima inhóspito del Sur) no configuraban un delito de lesa humanidad, y que, por ende, la causa había prescripto. En su fallo, la Cámara de Casación sostuvo que la categoría de delito de lesa humanidad exigía una conexión entre delitos individuales y una política estatal de ataque generalizado a un sector de la población civil, lo cual no se verificaba en dicho caso.

    En precedentes fundantes sobre el sentido de la verdad y la justicia, la Corte estableció que la dictadura militar desarrolló un plan de ataque generalizado contra la población civil mediante prácticas que configuraron delitos de lesa humanidad. En sintonía, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en fallos condenatorios del Estado argentino, sostuvo que el deber de investigar penalmente a los agentes estatales por la violación de derechos humanos –aun en épocas democráticas- no puede ser obstruido por el mero transcurso del tiempo y la aplicación de la prescripción.

    Las torturas acaecidas en Malvinas no fueron un hecho aislado, sino que formaron parte contextual de un plan de agresión sistemática contra la población civil, que utilizó a la guerra como un instrumento revitalizador de los objetivos del Proceso de Reorganización Nacional ¿O acaso no fue un ataque sistemático reclutar forzosamente a jóvenes, imponerles un estado militar y enviarlos al frente de batalla sin instrucción de combate ni equipamiento para enfrentarlos al hambre, al frío y a una potencia enemiga militarmente superior?

    La guerra de Malvinas fue un intento de la dictadura militar por seguir demostrándole al mundo que éramos “derechos y humanos”, para lo cual utilizaron a jóvenes de dieciocho años provenientes de las calurosas provincias del norte argentino y de vastos sectores humildes a quiénes sometieron a situaciones vejatorias que atentaron contra el más mínimo sentido de la dignidad humana.

    Los hechos denunciados constituyen una clase de delito de lesa humanidad que debe ser investigado penalmente sin que ninguna clase de obstáculo procesal lo impida. Esto no solo es una obligación que proviene de los Instrumentos Internacionales sobre derechos humanos y de la Constitución argentina, sino que, también es una exigencia de justicia para que aquella injusticia extrema no se perpetre en el tiempo respecto de quienes, como dice la bella canción de Ciro, por siempre serán nuestros héroes de Malvinas.

    Andrés Gil Domínguez es Profesor titular de Derecho Constitucional y Posdoctor en Derecho (UBA).

    martes, 7 de abril de 2015

    Error

    POLÍTICA

    LUNES 06 DE ABRIL 2015

    http://www.infobae.com/2015/04/06/1720489-por-error-el-ministerio-defensa-britanico-revelo-datos-seguridad-militar-malvinas

    Por error, el Ministerio de Defensa británico reveló datos de seguridad militar de Malvinas

    El diario sensacionalista Daily Mirror sostuvo que la web oficial dio a conocer un supuesto "manual para una invasión", que revela dónde están los cuarteles y depósitos de municiones

    El Ministerio de Defensa británico reveló por error documentos sobre la seguridad militar en las Islas Malvinas, según reveló hoy la prensa inglesa, que citó a una militar según la cual el material es un "manual para una invasión".

    La novedad se conoce días después del 33º aniversario del desembarco argentino en las Islas y en medio de una creciente tensión bilateral, luego de que Londres dijera que la Argentina es una "amenaza" para el archipiélago.

    "No somos un peligro para nadie", contrapuso el jueves la presidenta Cristina Kirchner desde Ushuaia, donde vinculó el discurso del Reino Unido al lobby armamentista y a cuestiones de política interna.

    Ahora, el sensacionalista Daily Mirror informó que el documento publicado en el sitio web del Ministerio de Defensa británico ofrece información sobre campos de vuelo, la consistencia del cemento de las defensas físicas y coordenadas GPS de cuarteles y depósitos de municiones.

    Una fuente militar citada por ese medio aseguró que el archivo es "prácticamente un manual para una invasión".

    El jueves pasado, en el acto de Ushuaia, la Presidente anunció también la decisión de desclasificar toda la documentación "de carácter no público" vinculada a la guerra de Malvinas, lo que se oficializó hoy con la publicación en el Boletín Oficial del Decreto 503/2015.

    La norma dio un plazo de 30 días hábiles al Ministerio de Defensa "para disponer a la consulta pública los registros de la totalidad de los documentos obrantes en los Archivos de las Fuerzas Armadas y su modalidad de consulta".

    El conflicto bélico con el Reino Unido finalizó el 14 de junio de 1982 con la rendición argentina.

    Durante la guerra murieron 649 soldados argentinos, 255 militares británicos y tres isleños.

    DyN

    lunes, 6 de abril de 2015

    La carta que escribió en el ‘82 a Malvinas apareció en un museo

    Una tarea escolar que se transformó en pieza de colección.Néstor Valiente la hizo a pedido de la maestra y la envió por correo. Un fotógrafo la encontró exhibida en las Islas.

    Por las calles de Luján. Néstor trabaja como repartidor de agua envasada en su ciudad natal. Lucía Merle

    Por las calles de Luján. Néstor trabaja como repartidor de agua envasada en su ciudad natal. Lucía Merle

    Una caligrafía redonda e infantil formó hace 33 años un mensaje. Era 1982. Había una escuela, un aula, un grupo de alumnos de segundo grado y, entre ellos, un chico de pelo negro y ojos de búho. Vestía un guardapolvo blanco, una camisa abotonada hasta el cuello y un pantalón de casimir. Sentado en una silla de madera, escribía: “Para el soldado de mi patria. El amor de tus hermanitos te acompaña. ¡Viva la patria! Néstor Daniel Valiente”. Tres oraciones y una firma que hoy se exhiben junto a cigarrillos, chocolates, cajas de fósforos y jabones en el Falkland Islands Museum and National Trust, en las Islas Malvinas.

    Eran tiempos de guerra y enviarles cartas a los soldados argentinos que combatían en el Atlántico Sur se había transformado en una actividad habitual en las escuelas. La Primaria N° 10, en Luján, a 68 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, siguió el fervor patriótico del momento. Y Néstor, el más aplicado de la clase, cumplió con la tarea encomendada. “Era muy chico, pero recuerdo que la maestra hablaba de darles ánimo a los soldados, a ‘nuestros hermanitos’, como dice la carta. Aún escucho sus palabras y veo su mirada fija en mí”, reconstruye Néstor a Clarín.

    Aquel nene de siete años que se sentaba en la primera fila de pupitres se convirtió en un adulto alto, macizo, de rasgos duros y nariz angulosa. Sigue en Luján, ya no en el barrio Parque Lasa de su infancia sino en la zona céntrica, a dos cuadras de la Basílica. En una casa de dos pisos y un patio al fondo, convive con su esposa, Laura, y sus hijos Benjamín, de 15 años, y Simón, de 11.

    La carta que escribió hace más de tres décadas y envió con inocencia a través del buzón en plena guerra reapareció en su vida hace 15 días. Se le presentó amarilla, rodeada de otros objetos y como parte de una imagen. “El fotógrafo César Daneri viajó a las Islas Malvinas para hacer un libro. En un museo encontró mi mensaje y empezó a buscarme. Me ubicó a través del padrón. Natalia Salonia, una colaboradora de él, me contactó. Al principio le dije que no era yo, pero al ver el texto reconocí mi letra, mi firma, mi ve corta mayúscula, y los recuerdos volvieron como flashes”, rememora.

    En una ruta en las afueras de Luján, una de las tantas que Néstor Valiente transita mientras realiza su trabajo de repartidor de agua envasada, el pasado se le puso enfrente. “Quedé shockeado. Fue una noticia inesperada. Llamé a mi mujer, a mis padres y lo comenté con mis compañeros. Algunos se emocionaron. También lo hablé con mis hijos, se sorprendieron con las palabras ‘carta’ y ‘guerra’”, cuenta. Esa noche no pudo dormir, desvelado por la duda: “¿Formaría parte de las pertenencias de un soldado argentino o estaría archivada dentro de un cajón?”, se repetía en la oscuridad.

    El Falkland Islands Museum and National Trust, también conocido como Britannia House, es un museo pequeño y antiguo ubicado en Puerto Argentino, la capital de las Malvinas a la que los ingleses llamaron Puerto Stanley. Ahí, entre espacios que difunden la identidad kelper, hay una sala dedicada al conflicto armado de 1982. Dispuestos en vitrinas o amurados a las paredes se pueden ver titulares de los diarios británicos, medallas de honor, aparatos de comunicación, maquetas de barcos y aviones utilizados durante la guerra, el armamento de los soldados británicos, fotografías de la rendición y una reproducción de una trinchera argentina, entre muchísimos elementos recolectados.

    "Me gustaría viajar a las Islas Malvinas para ver la carta. Quiero saber el lugar exacto en el que la encontraron y si hay información sobre quién la tenía”, se ilusiona Néstor. Cree que esas respuestas llenarán los huecos de sentido que el hallazgo del mensaje provocó en su mente. Sin embargo, a pesar de la confusión, tiene una certeza. “La guerra fue absurda. Muchos chicos fueron enviados a perder la vida. Mi hijo Benjamín tiene unos años menos que aquellos soldados. Fue una locura sin sentido que sólo trajo muerte y tristeza".